Diego Osella
Domingo 06 de Noviembre de 2016

Pese al plan, se terminó el invicto

La Lepra, que jugó bien, cayó por primera vez en el torneo después de ocho encuentros.

Fin del invicto. Newell's tenía la sana costumbre de no perder, de allí que también duela lo de ayer. El entrenador Diego Osella había preparado un equipo, con ausencias y otros que evidenciaron la falta de competencia, como Sebastián Prediger, para contrarrestar a Racing y cuando la tenía, tratar de inquietar. Lo consiguió por momentos, pero no alcanzó para estirar la racha positiva.

   Newell's dejó atrás cinco victorias y tres empates. Todavía continúa siendo escolta, solo, aunque puede ser alcanzado por Boca, Independiente y San Lorenzo. Nada para menospreciar. Aparte se sabía que por delante estaba un conjunto que le traería sus complicaciones, pese a que tiene un rendimiento irregular.

   El plan de fortalecer el medio con Jalil Elías sobre Acuña, Quignon sobre Romero y Prediger en el medio de sus compañeros dio cierto resultado, ayudado por algunos baches de los volantes locales. Claro que con los volantes rojinegros, los de adelante tuvieron poca compañía. Maximiliano Rodríguez hacía lo que podía de falso 9, Amoroso lo mismo corriendo por izquierda y Formica estaba movedizo y se acopló un participativo Quignon. Cuando Newell's debió revertir el 1-2, Isnaldo entró por Elías para ser puntero izquierdo y Amoroso (entró Tevez) fue a la derecha. Después Figueroa lo hizo por Prediger para tener más fútbol. Fue otra la postura, otro el juego, pero con escaso peso adelante. La ausencia de un jugador con presencia en el área fue un karma.


Comentarios