El Mundo
Viernes 10 de Febrero de 2017

Perú: prisión para el ex presidente Toledo por coimas de Odebrecht

Un juez peruano ordenó la prisión preventiva del ex presidente Alejandro Toledo por un caso de coimas Odebrecth, la constructora brasileña que repartió sobornos en medio continente.

Un juez peruano ordenó la prisión preventiva del ex presidente Alejandro Toledo por un caso de coimas Odebrecth, la constructora brasileña que repartió sobornos en medio continente. Toledo está en Francia y aún no se sabe si volverá a Perú. El juez Richard Concepción acogió el pedido de la fiscalía luego de estudiar en audiencia pública desde la mañana el caso y escuchar a las dos partes. Toledo habría recibido unos 20 millones de dólares en coimas de parte de Odebrecht. El fiscal afirma que Toledo recibió hasta 18 pagos ilegales de la empresa brasileña, desde que era presidente a años más tarde, cuando actuaba como lobbysta.

El juez escuchó durante todo el día los alegatos del fiscal Hamilton Castro y del abogado del ex presidente, Heriberto Benítez, para luego hacer una pausa. Cuando retomó la audiencia, a las 20 hora argentina, desarrolló largamente sus argumentos y los de las partes. Pero a medida que avanzaba su exposición resultó claro que tenía un juicio formado contra Toledo, dada la evidencia presentada en el caso por el fiscal. "Existe un alto grado de probabilidad respecto a delitos que se imputan a Toledo: tráfico de influencias y lavado de activos", dijo el juez.

El fiscal Castro había señalado que a fines de 2014 se reunieron en Brasil Toledo, su testaferro Josef Maiman y Jorge Barata, representante de Odebrecht en Perú. Se acordó que la empresa iba a pagar hasta $35 millones de dólares al ex presidente —aunque finalmente le depositaron 20 millones— a cambio de que hiciera lobby para que la carretera Interoceánica sea adjudicada a la firma brasileña. Hubo 18 pagos a favor de Toledo entre 2006, cuando aún era presidente, y 2010. "Toledo ofreció a Barata influencias para no variar los plazos e incluir términos en la bases favorables a la empresa", reseñó Castro. En cuanto al delito de lavado de activos, señaló que Maiman es el testaferro de Toledo destinado a ocultar el origen ilícito de los fondos. El juez Concepción afirmó que "existe un alto grado de probabilidad de que Toledo haya sostenido un acuerdo ilícito con Barata para favorecerlo en Interoceánica", y que "Toledo tuvo un tratamiento diferencial y actuación irregular estableciendo bases para un futuro favorecimiento a la empresa que ganó. A propósito de una actividad en Río de Janeiro, Toledo aprovechó para llegar a acuerdo ilícito con Odebrecht" y remarcó: "Toledo estaba vendiendo la Interoceánica a cambio de pagos con Odebrecht. Concepción también ha dado por probado el delito de tráfico de influencias. "A Toledo le espera una pena mínima de ocho años de prisión", remató. Y dijo que "la prisión preventiva es medida idónea para Toledo para garantizar su presencia en el proceso".

Comentarios