Edición Impresa
Sábado 12 de Marzo de 2011

Perjuicios a la calidad educativa

Un dato llamativo de cómo se realizó el concurso para designar a la nueva directora del jardín del Colegio de Gorriti 660 es que la institución contrató a la consultora externa Asorum, que se presenta como dedicada al "asesoramiento integral para empresas". La empresa indica en su página web (www.asorum.com.ar) que ofrece un "Servicio de búsqueda y selección de personal para instituciones educativas, como forma de minimizar los riesgos que implica incorporar a alguien que no cuenta con el perfil necesario para su organización". Y promete como ventajas "ahorrar tiempo y riesgos", además de "prevenir inconvenientes legales futuros". En otras palabras se equipara aquí la selección de los docentes a los de cualquier empresa privada.

"Esto es muy grave porque se selecciona según el perfil y no el mérito en la escuela que tiene el docente. Además estas empresas se pagan, cuando es tarea de la institución ejercer esta función", advierte el secretario de Sadop, Martín Lucero, e insiste con la necesidad de "revalorizar el concurso como derecho del docente, que desde ya repercute en la calidad educativa". Y enseguida insiste con la necesidad de que el Estado fiscalice qué se hace con los fondos públicos: "En todo caso habría que darles ese dinero a las escuelas que sí lo necesitan para enseñar".

Opina que el sector de los maestros privados requiere de convocatorias para la carrera docente con criterios objetivos sobre los títulos, los antecedentes y la antigüedad, además de otros aspectos que deben ser claramente establecidos. Y cita como ejemplo: "Hay docentes con 20 años de trayectoria en un colegio que pierden concursos con personas de igual titulación y nada de antigüedad en la escuela ¿Puede suceder que una persona que lleva toda una vida trabajando en una escuela, tenga menos adhesión al proyecto que una persona que viene de afuera?".

"Deberían existir pautas objetivas sobre el procedimiento del concurso y la selección de los jurados que, respetando la naturaleza del sistema de educación privada, dé garantías de imparcialidad para el docente. Un jurado tripartito integrado por el Ministerio de Educación, la patronal y representantes de los docentes es perfectamente posible y aplicable a la realidad actual", define.

Comentarios