Austral Construcciones
Sábado 25 de Junio de 2016

Perfil y actividad de los herederos del empresario

La familia Báez está en el ojo de la tormenta. Cuando Lázaro fue detenido, dos de sus hijos, Leandro y Luciana, denunciaron al juez Casanello al considerar que atacaba a su padre para proteger a la ex presidenta Cristina Fernández.

La familia Báez está en el ojo de la tormenta. Cuando Lázaro fue detenido, dos de sus hijos, Leandro y Luciana, denunciaron al juez Casanello al considerar que atacaba a su padre para proteger a la ex presidenta Cristina Fernández.

Pero, ¿quiénes son los cuatro hijos del contratista?

Luciana (36), fue la primera en sumarse al negocio. La hija mayor de Báez tiene estancias a su nombre, una productora de contenidos audiovisuales y una firma dedicada al alquiler y venta de vehículos, junto a su hermano Leandro, entre otros bienes. Luciana quedó al mando de Austral Construcciones por decisión de Lázaro. Dejó de lado la tarea administrativa y comenzó a ocuparse de temas más sensibles.

Martín (35) es el más mediático, ya que lleva tiempo trabajando junto a su padre en Austral Construcciones y otras empresas; sin embargo, lo que lo lanzó a la fama fue su aparición contando dinero en La Rosadita. En los últimos diez años hizo más de 40 viajes de negocios a países de Europa, Asia y América latina. Desde que su padre está preso, vive casi confinando en un departamento de Belgrano, con perfil bajo ante la prensa y problemas de salud: sufre de arritmia e hipertensión. Fue presidente del club Boca de Río Gallegos, cuya madrina era la propia Cristina Kirchner.

Leandro (25) entró al directorio de Austral en el 2012 y ese mismo año quedó como accionista de la empresa Loscalzos y Del Curto, otra constructora del holding. En el escrito a través del cual Casanello procesó a Lázaro Báez puede leerse que Leandro tenía autorización para ingresar a La Rosadita. El arrepentido Leonardo Fariña aseguró que su presencia allí era habitual. Leandro no comparte la estrategia judicial de su padre y se lo hizo saber: cree que Lázaro debe incriminar a Cristina Kirchner ya que siente que la ex presidenta le soltó la mano.

Melina (23) es la única que hasta ahora se había mantenido libre de vaivenes judiciales. No está en el directorio de ninguna de las empresas, aunque sí figura como empleada de Austral. Es muy activa en redes sociales.

A partir de la detención de Lázaro, los hijos de Báez descubrieron que su padre habría mantenido una relación paralela con otra mujer, con la que tiene un hijo de tres años. Ese chico no lleva el apellido de Báez y no está en la mira de la Justicia.

Comentarios