Política
Miércoles 06 de Julio de 2016

Pérez Corradi llegó al país y hoy será indagado por la jueza Servini

El empresario fue extraditado de Paraguay tras permanecer prófugo tres años. Máxima seguridad en Comodoro Py.

El empresario Ibar Pérez Corradi llegó ayer a la Argentina extraditado desde Paraguay y hoy será indagado por el triple crimen de General Rodríguez por la jueza federal María Servini, ante quien "demostrará su inocencia", según adelantaron sus abogados.

El avión que trasladó a Pérez Corradi aterrizó, poco antes de las 18, en el aeroparque metropolitano y en medio de un espectacular operativo de seguridad.

Apenas bajó del avión, el sospechado de ser el autor intelectual de los asesinatos de los empresarios farmacéuticos Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina (en 2008) fue llevado a la sede de Gendarmería, en el barrio porteño de Retiro, a la espera de la indagatoria de hoy, que comenzará a las 10.

La jueza ordenó blindar el área del tercer piso de los Tribunales de Comodoro Py 2002. Al respecto, el jefe de Seguridad del edificio, comisario Mariano Cousteau, recomendó a la Cámara Federal de Casación Penal medidas de prevención y restricciones para ingreso y circulación en esa zona.

También se destinará "personal de explosivos dotado con canes y un vehículo especialmente equipado con escáner que inspeccione los rodados estacionados en el predio judicial".

Será un día agitado en el lugar: no solo se prevé la llegada custodiada de Pérez Corradi sino que serán trasladados desde el penal de Ezeiza los detenidos en el marco de la causa conocida como "ruta del dinero K", encabezados por el empresario Lázaro Báez (ver aparte). También fue convocada la ex presidenta Cristina Kirchner para notificarse del procesamiento y embargo impuesto a sus bienes en la causa por la venta del dólar futuro (ver página 10).

Pérez Corradi, sospechoso de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, estaba prófugo desde 2012. Después de trabajar durante seis años en el Banco Nación se convirtió en financista y empresario farmacéutico e ingresó al negocio del tráfico de efedrina y aportó a la campaña presidencial de Cristina en 2007.

Además, la Justicia de Estados Unidos pidió su extradición, acusado de narcotráfico por haber introducido en ese país pastillas de oxicodona, un analgésico derivado del opio que fue enviado por encomienda privada.

Pérez Corradi estuvo preso por ese pedido de extradición (cuyos papeles diplomáticos no avanzaban) y por lavado de dinero en la causa por la mafia de los medicamentos, pero la Sala I de la Cámara Federal lo liberó a fines de 2011.

Cuando en 2012 el fiscal de Mercedes Juan Martín Bidone, quien investigó el triple crimen, pidió su captura ante la sospecha de que había sido el autor intelectual de los homicidios de Forza, Ferrón y Bina, el empresario ya se había fugado.

Nunca se lo encontró y, en enero pasado, tras la triple fuga de los condenados por esa matanza, lo hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, las autoridades subieron la recompensa para poder dar con él.

Pero recién el 19 de junio pasado Pérez Corradi fue atrapado en la zona de la Triple Frontera y llevado a Asunción, donde luego de varios rodeos aceptó ser extraditado a la Argentina.

Señalados. El financista viene, además, de apuntar al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, al ex titular de la secretaría antidrogas (Sedronar) José Granero y al ex jefe de Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) Ricardo Echegaray por el tráfico de efedrina. También dijo que es "inocente" por el triple crimen y que le armaron la causa para sacarlo de ese negocio. Y enfatizó que el dinero para la campaña de Cristina era para "justificar la plata que había aportado (el fallecido ex presidente venezolano Hugo) Chávez vía Guido Antonini Wilson".

Pérez Corradi prometió declarar "a su debido tiempo" ante la Justicia, mientras sus abogados, Carlos Broitman y Juan José Ribelli, advirtieron que el financista teme por su vida.

Broitman señaló que su defendido "viene al país a declarar, no como arrepentido, y a demostrar que no tiene responsabilidad". Ribelli, en tanto, destacó: "Ahora empezará un derrotero en el que despejará todas las preguntas que se le harán".

Casi en simultáneo con la llegada de Pérez Corradi, la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, recordó: "Dijimos que lo íbamos a traer, y acá está".

Asimismo, la funcionaria sostuvo que, "como el imputado declaró que lo quisieron asesinar", la misión ahora es "cuidar a los que están imputados para llegar a la verdad".

Comentarios