Política
Miércoles 22 de Junio de 2016

Pérez Corradi demora su extradición porque "corre peligro" su vida

En los Tribunales de Asunción volvió a denunciar que teme por su seguridad. Ahora su traslado al país podría demorarse dos meses.

El financista Ibar Pérez Corradi se negó ayer en los Tribunales de Asunción (Paraguay) a ser extraditado a la Argentina y afirmó que no confía en la Justicia y que su vida "corre peligro" en el país, a la vez que advirtió que hay ex funcionarios kirchneristas involucrados en la causa del triple crimen de General Rodríguez.

"Pérez Corradi manifestó en la audiencia que no confía en la Justicia argentina y por eso no quiere ser extraditado", sostuvo el juez penal de Garantías de Asunción, Julián López.

La posición de Pérez Corradi se conoció a la mañana, luego de una audiencia en el despacho del juez paraguayo que lleva adelante la causa por falsificación de identidad y que debe definir los dos pedidos de extradición que pesan sobre el detenido.

Sus abogados defensores, en tanto, argumentaron que los magistrados que en su momento solicitaron su detención con fines de extradición ya no están en la causa, porque la misma fue remitida a un juzgado federal.

Tras la captura de Pérez Corradi el domingo pasado, los jueces argentinos María Servini de Cubría y Sebastián Casanello solicitaron a la Justicia guaraní que el detenido sea extraditado al país por el triple crimen y por una causa de supuesto lavado de dinero, respectivamente.

"(Pérez Corradi) Dijo que, por las circunstancias que está viviendo, no desea someterse a la Justicia argentina por diversos motivos: por un lado, su vida corre peligro allá y manifestó también que autoridades importantes del gobierno anterior (de Cristina Kirchner) están involucradas en los casos", añadió el magistrado paraguayo.

Con la negativa del detenido a acogerse al proceso de extradición abreviado, López estimó que el tiempo del juicio "sería de 45 días a dos meses, máximo".

Al respecto, subrayó que hoy "estarían llegando los documentos formalizados para la extradición", que fueron firmados por los jueces argentinos.

Y añadió: "Una vez que los tengamos en nuestro poder, y si está todo en orden, la Justicia paraguaya extremará todos los recursos a fin de que el ciudadano pueda ser extraditado lo más rápido posible".

De acuerdo a algunas versiones, la extensión de los plazos para su extradición le permitirá al financista y empresario farmacéutico negociar con la Casa Rosada mejores condiciones de su detención en suelo argentino y hasta una posible disminución de la pena.

En tanto, el juez paraguayo Oscar Delgado López, quien también interrogó a Pérez Corradi, dijo que quedará preventivamente en prisión en la sede de la Fuerza de Operaciones Policiales Especiales (Fope), en Asunción.

Delgado López indicó que no dio nombres de ex funcionarios nacionales y "dijo que, si la Justicia hubiese leído su declaración, en ocho días lo encontraban".

El financista le manifestó al juez su intención de regularizar su situación para, de ese modo, poder tramitar documentación nueva y reconocer a los dos hijos que tuvo con la joven paraguaya Gladys Delgado.

En ese sentido, la ex mujer de Pérez Corradi Liliana Aurehhuliu y la actual pareja se cruzaron ayer en vivo en un programa radial.

Ambas se dieron "fuerzas frente este difícil momento" que desató la detención del empresario vinculado al negocio de la efedrina, a la vez que destacaron que es "un excelente padre".

Pérez Corradi fue capturado en Brasil, en la zona de la Triple Frontera, y luego trasladado a Asunción, donde lo acusan de falsificación de documento tras encontrarlo con una cédula de identidad falsa a nombre de una persona muerta.

Complicidad

El gobernador Miguel Lifschitz dijo que el hecho de que Pérez Corradi haya estado prófugo cuatro años demuestra la "complicidad" del kirchnerismo.

Comentarios