Policiales
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Perdones mutuos

Una situación insólita se vivió en el juicio el lunes cuando Jonathan "Chamí" Caminos, uno de los hijos de Pimpi, irrumpió en la sala a pesar de que la Fiscalía había desistido de su testimonio. El joven, absuelto por un homicidio cometido en 2009 cuando era menor, se plantó adelante de los jueces y se dirigió a Ochoa: "Yo te perdono", le dijo. Y se generó una charla informal donde contó que había cometido "muchas cosas malas" pero logró cambiar con el apoyo de su familia y la religión. "No tenés nada que perdonar. Pero yo también te perdono. Yo con tu viejo todo bien", respondió Ochoa.

Comentarios