La ciudad
Lunes 22 de Agosto de 2016

Perdieron todo en un derrumbe y la constructora que ocasionó el incidente no les da respuestas

La empresa les pagó un cuarto de hotel por seis meses pero el sábado dejará de hacerlo. "Me dejaron sin techo dos veces", dijo una de las damnificadas.

Rosa Zaitune tuvo que dejar su domicilio en febrero pasado, cuando su casa de Francia al 1100 se desplomó por las obras contiguas de una empresa constructura. A la espera de una solución definitiva, Rosa y su familia fueron alojados en un hotel de San Juan al 4600, pero la constructura ya dio aviso a los dueños del alojamiento que solamente pagará por la habitación hasta el sábado próximo. "Tuvieron el tupé de dejarme sin techo dos veces", se lamentó.
Rosa, quien vive con su hija, una tía anciana y dos nietos de 8 meses y de 11 años, aseguró que desde la constructora Ruka Kiñé le aseguraron que "el hotel era provisorio. Me dijeron que me iban a alquilar para que esté con mi familia pero no lo hicieron, hace seis meses que estoy en este hotel".
Pero ahora nuevamente quedarán en la calle, ya que no podrán continuar en el hotel Cristal y no tienen recursos económicos para alquilar. "Tuvieron el tupé de dejarme sin techo dos veces", se quejó, tras aclarar que "la señora del hotel recibió un llamado del contador de la empresa que dijo que el sábado a la mañana tenemos que dejar el hotel porque no nos pagan más".
Rosa afirmó que "las soluciones que daban eran extorsivas" y pidió "que las autoridades tomen cartas en este asunto, porque esto es muy injusto".
"No tenemos los medios para irnos a otra parte, las criaturas no pueden estar en la calle", sostuvo al referirse a sus nietos. Y manifestó: "Perdimos todo, y cuando digo todo, digo todo".

Comentarios