Edición Impresa
Domingo 06 de Julio de 2008

Peras, manzanas, gorilas y vacas

"¿Cómo? ¿No era que al sumar no había que mezclar peras con manzanas?", le disparé con sorna a un simpatizante K de Rosario. El chistecito me salió para el carajo: cavé mi propia fosa.

"¿Cómo? ¿No era que al sumar no había que mezclar peras con manzanas?", le disparé con sorna a un simpatizante K de Rosario. El chistecito me salió para el carajo: cavé mi propia fosa.

Discutíamos sobre las 19 horas que duró la última sesión en Diputados, en la que se aprobó el proyecto de retenciones del oficialismo. Y le decía que dos legisladores del Frente para la Victoria (además del radical Hugo Cuevas) habían echado por tierra la vieja recomendación matemática enseñada a generaciones enteras en la escuela.

Al kirchnerismo no le daban los votos durante el debate, pero las cosas se pelearían hasta el final, y mal no les fue: se aprobó su proyecto por 129 sufragios contra 122. La pulseada se ganó con modificaciones, por apenas 7 sufragios de diferencia y bajo la lógica del toma y daca que me retrotrajo a los sobornos de la ley Banelco, una de las mayores vergüenzas legislativas de la Argentina, ocurrida durante el gobierno de Fernando de la Rúa.

Pero al simpatizante K nada de esto le quitaba la alegría del triunfo. Me interrumpió y me cortó el rostro: "A llorar a la iglesia. ¿Qué te pasa, estás con los golpistas del campo vos?".

—No estoy con ningún golpista, sólo digo que si los diputados rionegrinos Julio Arriaga y Cipriana Rossi habían firmado el proyecto alternativo de Felipe Solá, no me parece honesto canjear a último momento el sufragio por una promesa de modificación en las retenciones que la Nación les cobra a los exportadores de peras y manzanas. ¿Qué tiene eso de golpista?

Ahora estás con el traidor de Solá, tan traidor como Cobos...

¿Pero por qué tengo que estar con Solá y Cobos..?

Porque estás contra el justicialismo, contra Cristina y Néstor. Y estás de un lado o del otro: la vida es blanco o negro, no para grises como vos que defienden a la derecha, a los oligarcas del campo que cortan las rutas y desabastecen...

¿Que blanco o negro si mis primos trabajan en el campo, son peronistas y no tienen un peso? Con quien no estoy de acuerdo es con la gente del campo que dice que hay que cerrar el Congreso; o con la Aceitera General Deheza, Molinos, Cargill, Dreyfus, Vicentín y Bunge que reciben un subsidio del 4 por ciento que se podría reintegrar a pequeños y medianos productores. Tampoco acuerdo con la metodología del piquete a cientos de kilómetros del poder central: sea de productores, o de los camioneros de Pablo Moyano que supieron bloquear la entrada a las fábricas para que se escuchen sus reclamos sindicales.

Andá, gorila, vos sos una típica cacerola de teflón.

No, pibe, a mí Copani me parece un aburrevacas, pero que cante lo que quiera...

Vacas, ¿ves? Vos estás con los del campo: golpista, gorila, oligarca... a llorar a la iglesia.

Peras, manzanas, gorilas y vacas. ¿Estamos perdidos?

Comentarios