La ciudad
Miércoles 11 de Mayo de 2016

Pedirán informes al Ejecutivo por el incendio de un colectivo

Un interno de la línea 146 fue devorado ayer por el fuego y el PRO reclamará estadísticas de mantenimiento en el sistema de transporte.

Debido al feroz incendio que sufrió ayer al mediodía una unidad de la línea 146, en la rotonda de Juan José Paso y Provincias Unidas, el bloque de Unión PRO Federal solicitará hoy en el Concejo Municipal un pedido de informes sobre este episodio que conmocionó la zona oeste, y también sobre el estado general de la flota del transporte urbano de pasajeros. Así lo aseguró la edila Renata Ghilotti, integrante de la comisión de Servicios Públicos, quien manifestó su preocupación.

"Mañana (por hoy) vamos a presentar un pedido de informes", confió la concejala Ghilotti. "Teniendo en cuenta lo que pasó, queremos saber en qué estado se encuentra el mantenimiento de las unidades que transitan las calles de la ciudad de Rosario", remarcó.

Asimismo, la representante del PRO, recordó que hace dos años, el concejal Alejandro Rosselló pidió un informe similar, tanto de Rosario Bus, como de La Mixta y la Semtur, y "nunca hubo respuestas". Y reclamó: "Queríamos saber cómo era la inversión de las empresas para el mantenimiento de unidades. Esa información es importante, pero nunca nos fue suministrada".

"Eso también habla de cuál es la mirada que tiene la Municipalidad en relación al transporte público de pasajeros, que es lo que venimos reclamando siempre", apuntó Ghilotti.

Y amplió su postura: "El incendio de este coche es un caso extremo que vivimos hoy, pero creemos que exhibe la falta de compromiso del Ejecutivo para trabajar fuerte con el transporte urbano. Tiene buenas ideas, porque el plan de movilidad es muy bueno, pero le está faltando algunos ajustes en la práctica, que tienen que ver con la calidad de las unidades y el mantenimiento", exclamó la concejala.

Alrededor del mediodía de ayer, un colectivo de Rosario Bus fue devorado por las llamas en Juan José Paso y Provincias Unidas. El siniestro fue de magnitud y provocó angustia, tensión y escenas de pánico en algunos vecinos del lugar, que no podían creer lo que estaban observando.

Las explosiones y el tamaño que adquirió el fuego dañaron las instalaciones de una farmacia, y la cercanía de una estación de servicio de GNC multiplicó la incertidumbre hasta que los bomberos consiguieron contener el incendio.

El micro de la línea 146 quedó destruido pero por suerte no hubo que lamentar lesiones de gravedad, ni del conductor ni de los pasajeros.

Las llamas comenzaron en la zona trasera del motor y rápidamente tomaron con voracidad la unidad, provocando explosiones y roturas de neumáticos y vidrios. Generaron un escenario de aflicción, con mucho humo agitado por el viento, sobre todo en un horario en el que muchos chicos regresaban de los colegios hacia sus hogares.

Más allá del avance del fuego, los ocupantes de la unidad pudieron descender sin inconvenientes y no hubo que lamentar heridos.

Hasta que los bomberos lograron moderar el incendio, fue clave el aporte de los vecinos del barrio que colaboraron con las tareas de apagado y de ayuda a los pasajeros.

Luego de las 13, con el arribo de la autobomba y un mejor equipamiento, se logró controlar el fuego.

Comentarios