Inseguridad
Viernes 09 de Septiembre de 2016

"Pedimos que las perpetuas sean reales, que delincuentes no salgan a cometer los mismos delitos"

Cristina Ojeda, mamá de Laura López y Mía Valenzuela, asesinadas en 2013, fue una de las líderes de la marcha de anoche. "Las autoridades dicen que van disminuyendo los delitos, pero sabemos que no es real", dijo a La Ocho.

Cristina Ojeda es la mamá de Laura López y Mía Valenzuela, asesinadas de manera brutal en La Lagunita en enero de 2013. Ayer fue una de las que lideró la multitudinaria marcha que recorrió desde Tribunales a sede de Gobernación.
En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Ojeda dijo que "es muy emocionante ver que la gente se sumó en igual cantidad que la anterior, pensábamos que no iba a tener la misma repercusión, por ser muy cercana una marcha de la otra. Pero es muy bueno saber que cada ciudadano ha tomado conciencia del flagelo que es la inseguridad".
"Me emocionaba ver que tanta gente asistía, que tantos son los que dicen basta, y que están de pie. Fueron rosarinos a pedir por el deseo de vida, sin banderas políticas", agregó.
En ese sentido dijo que "las autoridades dicen que van disminuyendo, pero los que estamos en la lucha sabemos que no es real".
Ojeda dijo que aún no se planeó otra movilización. "Estamos en contacto los familiares y las organizaciones, no sabemos como seguimos, y cuando haya otra fecha se avisará por redes sociales".
Respecto al caso de su hija y su nieta, dijo que transita la etapa final de terminar con el juicio oral. "Hay dos detenidos, uno que había sido liberado y después de seis días que hice de acampe lo volvieron a encerrar", recordó.
"Todo ocurrió el 20 de enero de 2013, entraron a la casa de mi hija que vivía sola con sus dos hijitos, entraron en ocasión de robo, se llevaron una play, el celular de ella, un DVD y la asesinaron de la peor manera, la torturaron arrastraron por el piso, el nene quedó agonizando y lo salvó la niñera que justo llegó, y los asesinos se escaparon por los techos", describió.
Por último solicitó a la Justicia que "las perpetuas sean reales, que las condenas sean efectivas, que los delincuentes no salgan a cometer los mismos delitos".

Comentarios