Edición Impresa
Sábado 02 de Abril de 2016

Pedagogía libertaria

Lecturas para toda persona que desee acercarse a perspectivas alternativas de educación integral.

Las lecturas que recomiendo con fervor a toda persona que desee acercarse a perspectivas alternativas de educación integral son: Pedagogía del Oprimido de Paulo Freire y su continuidad en la Pedagogía de la Autonomía y La Pedagogía de la Esperanza. El método Freire fue adoptado en diversas experiencias de alfabetización popular no formal. La propuesta se fundamenta, en principio, en una lectura crítica del mundo, de la sociedad y por lo tanto en una pedagogía orientada hacia la emancipación de cada persona y de los sectores subalternos colectivamente.

Recomiendo también el magnífico libro de Jacques Rancière El Maestro Ignorante que incita a pensar el proceso de enseñanza aprendizaje como una labor de intercambios, de apoyo mutuo. Rancière deja de lado los prejuicios y presupuestos de la escuela tradicional para orientarnos en aquello que Miguel Angel Santos Guerra llama Enseñar, el oficio de aprender. Cada ser humano es portador de saberes que pueden aportar a la construcción de conocimiento y estos a su vez a poner en cuestión la falaz discriminación entre el saber sabio y los saberes vulgares.

Sugerimos también acercarse al libro de Francisco Ferrer I Guardia La Escuela Moderna donde esboza las principales pautas de lo que fue un proyecto pedagógico de vanguardia en Cataluña a comienzos del siglo XX. Enseñanza mixta, confluencia de niñas y niños, educación sexual, prácticas de investigación en botánica, zoología, aritmética y geometría en relación con la huerta y los juegos. Antidogmatismo, laicismo y libre examen de todas las cuestiones. Esta experiencia de pedagogía libertaria fue replicada en Rosario por el militante de la FORA Enrique Nido en el Barrio Refinería e inspiró a las hermanas Olga y Leticia Cossettini en su proyecto y concreción La Escuela Serena.

 

Comentarios