La ciudad
Domingo 19 de Junio de 2016

Patear el barrio y conocer la cancha

El nutricionista Alberto Arribas tiene como premisa que, ante la primera consulta, cualquiera pueda estar preparado para asistir a las mujeres embarazadas: "Creo que tiene que haber una multiplicación de los equipos de salud. No buscamos que todos hablen de nutrición, pero sí hay que darle las herramientas a la enfermera, que puede ser el primer eslabón de la atención para que cuando viene la mamá embarazada, le pueda decir qué hacer".

El nutricionista Alberto Arribas tiene como premisa que, ante la primera consulta, cualquiera pueda estar preparado para asistir a las mujeres embarazadas: "Creo que tiene que haber una multiplicación de los equipos de salud. No buscamos que todos hablen de nutrición, pero sí hay que darle las herramientas a la enfermera, que puede ser el primer eslabón de la atención para que cuando viene la mamá embarazada, le pueda decir qué hacer".

Uno de los puntos altos que Arribas ve en Nutriacademia es el de poder complementar trabajos con otros especialistas: "Me sedujo el tema de estar en equipo con Adrián (Giannotti). Es entender que el pediatra no puede hacer lo que hace el nutricionista, y que el nutricionista no puede hacer lo que hace el pediatra"."Una diferenciación en el hacer es lo que produce el cambio. Entonces, sumémonos todos y hagamos cada uno un poco y vamos a construir por esta madre que va a la consulta", aseveró. Y sumó que "ser experto es bueno", pero aclaró que "hay que patear el barrio. Para conocer y hablar, tenés que salir a la cancha".

Comentarios