El Mundo
Domingo 19 de Junio de 2016

Partidarios del "Brexit" elaboran un plan de escisión del Reino Unido de la Unión Europea

Entre las propuestas de los independentistas figuran un endurecimiento de los requisitos del país para los inmigrantes.

A cinco días del histórico referéndum, los partidarios de que Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) han expuesto a grandes rasgos cómo imaginan esa marcha en un documento que presentaron en la web de la organización "Vote Leave" (vote irse), en el que se afirma que la escisión será definitiva en 2020. Hasta entonces, los partidarios del "Brexit" negociarán la futura relación entre Reino Unido y el resto de la Unión Europea. Evitarán someterse a una limitación de dos años para las negociaciones, tal como contempla el Tratado de Lisboa. Según un documento publicado en la web, el voto a favor de abandonar el bloque no tendrá automáticamente consecuencias legales como una salida inmediata del mercado común interno ni un cese de de las ayudas de la UE. No obstante, los partidarios del "no" a Europa quieren que algunas normativas europeas en Gran Bretaña dejen rápidamente de tener vigor. Proponen que una ley "ponga fin de inmediato al «infame» control del Tribunal Europeo de Justicia sobre la seguridad nacional". También se cita al líder de la fracción del Partido Conservador en el Parlamento, Chris Grayling, exigiendo "pasos reales para limitar la inmigración".

El 23 de junio los votos deciden sobre su futuro en la UE. Según sondeos, los partidarios del "Brexit" quedaron relegados por los que apoyan la permanencia. De parte de la Comisión Europea no se conoce ningún plan concreto para el caso de una salida. El ministro del Tesoro, George Osborne, firmó una carta en The Times en la que afirma que dejar la UE podría obligar al gobierno a realizar grandes recortes para cubrir el "agujero negro" de 30.000 millones de libras (44.000 millones de dólares) en los presupuestos. El Ejecutivo del premier conservador David Cameron podría verse forzado a subir los impuestos y a recortar el gasto en salud en un presupuesto de emergencia, señaló la carta, cofirmada por el ex ministro del Tesoro laborista Alistair Darling.

Votar a favor de que el Reino Unido salga de la UE, podría causar "una profunda conmoción que golpearía la economía y enviaría al Reino Unido a la recesión", agregan Osborne y Darling. "En tal situación, un ministro del Tesoro tendrá la responsabilidad de buscar restaurar la estabilidad de las finanzas públicas y eso significaría que se tendrían que hacer unos presupuestos de emergencia, subir los impuestos y recortar el gasto".

Cameron respaldó las afirmaciones de Osborne en el Parlamento y aseguró que habrá "una consecuencia (del "Brexit") para las finanzas públicas si nuestra economía no funciona del todo bien". Y mencionó como posibilidad que la cotización de la libra caiga y que suba el costo de vida. Nigel Farage, líder del partido antieuropeo UKIP, instó a los votantes a "no hacer caso de Osborne y a su presupuesto fantasioso". Y agregó: "Después del «Brexit» no será ministro (del Tesoro) mucho tiempo". Cameron, que aboga por seguir formando parte del bloque, canceló una reunión con su homólogo irlandés Enda Kenny en Manchester. Según The Times, el encuentro fue pospuesto "en un intento de reducir la exposición de Cameron en el norte", donde el papel del laborismo, en la oposición, se considera crucial para impulsar el voto en contra del "Brexit".

Según un sondeo publicado ayer, un 46 por ciento de los encuestados aboga por la permanencia en el bloque comunitario frente a un 43 por ciento que opta por la salida; mientras que el número de indecisos se mantiene en un 11 por ciento, según el sondeo telefónico elaborado por la firma BMG para el diario escocés The Herald. Sin tener en cuenta a los indecisos, del sondeo se desprende que un 52 por ciento de votantes estaría a favor de la continuidad frente a un 48 por ciento a favor del "Brexit".

Esa encuesta fue realizada entre 1.064 votantes entre el 10 y el 15 de junio, antes del asesinato de la diputada laborista Jo Cox en Bistall a manos de un hombre con problemas mentales y vínculos con la extrema derecha. "Nuestro sondeo sugiere que, aunque podría haber un giro importante hacia un voto por la salida de la UE, el grupo por la permanencia continúa estando muy por delante", dijo Michael Turner, director de investigación de BMG.

Las encuestas de las últimas dos semanas daban una ventaja de 10 puntos al Brexit. Los actos de la campaña previo al referéndum permanecen suspendidos desde el jueves y hasta mañana en señal de respeto por la diputada asesinada.

Comentarios