Economía
Miércoles 02 de Noviembre de 2016

Participación público privada: el oficialismo arregló con Massa y el PJ

Tras el fracaso de la sesión del miércoles pasado por el rechazo del massismo, la alianza oficialista Cambiemos logró ayer obtener dictamen de mayoría del proyecto de ley de participación público privada (PPP) en materia de obra pública, por lo que la iniciativa será tratada hoy por segunda vez en el recinto de la Cámara baja.

Tras el fracaso de la sesión del miércoles pasado por el rechazo del massismo, la alianza oficialista Cambiemos logró ayer obtener dictamen de mayoría del proyecto de ley de participación público privada (PPP) en materia de obra pública, por lo que la iniciativa será tratada hoy por segunda vez en el recinto de la Cámara baja.

En una reunión de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto y Hacienda, el oficialismo anunció modificaciones al dictamen original que habían intentado aprobar en la sesión fallida del miércoles, donde prosperó una moción del Frente para la Victoria, con apoyo del massismo, para la vuelta a comisión.

Con críticas vinculadas al carácter "cosmético" de las modificaciones, el Frente para la Victoria rechazó la iniciativa y firmó un dictamen de minoría. Desde la oposición señalan que la iniciativa le otorga amplias facultades al Ejecutivo para otorgar obras públicas con menores controles.

Al iniciarse la reunión, el presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky (PRO), aseguró que tras los cambios acordados con el massismo y el bloque Justicialista, el proyecto será devuelto al Senado en segunda revisión para que apruebe las modificaciones.

El diputado macrista Luciano Laspina confirmó que aceptaron el pedido formulado por el massista Ignacio De Mendiguren de elevar el piso a la participación nacional en los contratos de PPP, a un 33 por ciento, por encima del 25 por ciento fijado originalmente.

El legislador confirmó que se establecerán "preferencias" en los "procesos licitatorios" para sectores de la industria nacional, dada la "preocupación" que transmitió la cúpula de la CGT.

En este punto, la diputada kirchnerista Carolina Gaillard aclaró que la CGT había manifestado la necesidad de fijar un 50 por ciento de componente nacional en los contratos de PPP y no un 33 por ciento, como quedó establecido en el dictamen.

El texto consensuado con el massismo estipula un agregado de "compre trabajo argentino", así como la constitución de una comisión bicameral de seguimiento de los contratos que se efectúen bajo el régimen de PPP.

Por pedido del bloque Justicialista, que comanda Diego Bossio, se incorporaron pautas para que en la selección de contratistas del Estado priorice a las empresas nacionales por sobre las extranjeras.

Comentarios