Ni una menos
Martes 08 de Noviembre de 2016

Paraná: un efectivo de Prefectura masacró a balazos a dos exparejas

Un prefecto ingresó a la casa de cada una y las ultimó. El vecino de una quiso intervenir y resultó herido, pero identificó al agresor.

Dos mujeres fueron asesinadas a balazos en sendas viviendas de Paraná y por el doble femicidio detuvieron a un efectivo de la Prefectura Naval Argentina (PNA), Orlando Ojeda, de 46 años, que había sido pareja de ambas víctimas y tenía tres hijos con una de ellas. Ambas mujeres fueron ejecutadas a quemarropa, con el cañón del arma apoyado en sus cabezas, revelaron las autopsias.

El fiscal de la causa, Juan Francisco Ramírez Montrull, informó que entre un homicidio y el otro, el asesino también hirió de bala a un vecino que intentó detenerlo junto a otras personas, que resultaron ilesas.

El doble femicidio ocurrió el sábado, alrededor de las 21, en dos viviendas del barrio Mosconi, de Paraná, Entre Ríos, donde residían las víctimas, identificadas como Miriam Romina Ibarra (35) y Norma Milessi (45).

Ibarra prestaba servicios en el servicio de emergencias 911 de la policía provincial y vivía en un inmueble situado en la calle 538 sin numeración, mientas que Milessi era madre de tres hijos y tenía domicilio en Medus 2014, ambas en el mencionado barrio.

El fiscal Ramírez Montrull explicó que Ibarra había mantenido, hasta hacía dos meses, un noviazgo con el imputado Ojeda, suboficial de la PNA oriundo de Mar del Plata y que hacía varios años estaba radicado en Entre Ríos, donde previamente había estado casado con Milessi y tuvieron tres hijos.

La primera mujer en ser atacada fue Ibarra, quien se encontraba dentro de su vivienda cuando la asesinaron de varios balazos que le produjeron la muerte en el lugar, según dijeron los informantes.

Al escuchar los disparos, un vecino de Ibarra, Guillermo Suárez (27), quien "inclusive pudo ver a esta persona (por el acusado) cuando había llegado —porque lo conocía ya que el agresor concurría habitualmente—", ingresó a la casa de la mujer "a defender" a la víctima "y es ahí cuando lo quiere detener con otras personas presentes", relató el fiscal.

En esas circunstancias, el atacante golpeó a Suárez con el arma; luego efectuó varios disparos y finalmente escapó en una moto. A raíz de esa agresión, el vecino sufrió una herida de bala leve, por lo que, luego de recibir asistencia médica, pudo declarar sobre lo ocurrido ante el fiscal de la causa.

El vocero judicial dijo que cuando la policía le notificó del hecho y se dirigía hacia la casa de Ibarra se "empezó a incorporar a la investigación la posibilidad de que hubiera otra víctima del mismo autor. Desde la vivienda donde ocurrió uno de los hechos y la otra, hay una distancia considerable; aproximadamente habrán pasado unos 15 o 20 minutos entre uno y otro", explicó el fiscal.

Según Ramírez Montrull, luego del primer femicidio, el acusado "se fue al domicilio de su ex mujer (por Milessi) y efectuó los disparos" que la dejaron malherida, tras lo cual fue trasladada al Hospital San Martín de Paraná, donde murió poco después.

Los pesquisas establecieron que el acusado Ojeda y su ex esposa ya habían iniciado los trámites de divorcio, agregaron los voceros.

El imputado fue detenido la misma noche cuando arribó a su casa en moto, y en ese momento entregó a los efectivos policiales que lo habían ido a buscar, el casco y su pistola reglamentaria con la que, se cree, cometió el doble femicidio.

"Luego de detenerlo, si bien hace una breve mención a lo que había hecho, no quería ser esposado y ahí tuvo que intervenir la fuerza", relató el fiscal Ramírez Montrull y agregó que mañana indagará al acusado por "doble homicidio calificado".

Por último, el instructor judicial añadió que hasta el momento "no hay ninguna información de denuncias por violencia de género previas a los femicidios de anoche" y que los familiares y vecinos que prestaron declaración testimonial "no han aportado información en esa dirección".

Comentarios