Central
Miércoles 26 de Octubre de 2016

"Para que la bolilla quede obstruida tendría que estar a alta temperatura y quien la toque se quemaría"

El físico Rubén Piacentini explicó que efectivamente "el material se dilata ante el cambio de tempeartura" pero calificó como "extremadamente improbable" que esto ocurra en un sorteo porque sería detectado.

El físico rosarino Rubén Piacentini aseguró hoy que es "prácticamente imposible" que una bolilla pueda cambiar de temperatura al momento de un sorteo tal como sugirió ayer el vicepresidente de Central, Luciano Cefaratti, al momento de determinarse el árbitro del partido que el equipo de Arroyito jugará el 2 de noviembre con Boca por Copa Argentina.
"Sería muy difícil porque el calor no permitía tocar la bolilla", afirmó el científico.
"Es cierto que cualquier material si está sujeto a una fuente de calor eleva su temperatura, y dependiendo del material puede mantener esa temperatura por poco tiempo o mucho tiempo", dijo Piacentini esta mañana en el programa "El primero de la mañana" de La Ocho para señalar que en la situación de un sorteo esto "sería muy difícil porque el calor no permitía tocar".
"He escuchado a nivel internacional este tipo de cosas, algunas veces se dice que algo de esto puede pasar, y se hace para que la persona que va a tomar algo de un bolillero se de cuenta porque una de las bolillas es más cálida que la otra", indicó.
"En una esfera de ese tipo tendría que tener una temperatura altísima para que quede obstruida y no pase por el bolillero, sería extremadamente improbable, si alguien tocaría la bolilla para ponerla en el bolillero, se quemaría", resumió.
E insistió: "Es imposible porque se detectaría, la persona se quemaría".

Comentarios