Newell's
Lunes 11 de Julio de 2016

Para perfeccionar habrá tiempo

Newell's no anduvo bien en el amistoso que perdió ante Atlas, con el atenuante de que está en el inicio de la pretemporada.

Newell's no tuvo un buen rendimiento. Fue superado por Atlas con cierta comodidad por 2-0 en el amistoso del sábado, en el festejo del centenario de la entidad mexicana, y esto tuvo que ver —y bastante— con la etapa de preparación en la que se encuentran uno y otro. Esto es lo que se notó en los 90', los primeros que tuvo la Lepra desde el inicio de la pretemporada. Por eso al analizar el juego en sí mismo y el rendimiento se debe tener en cuenta este aspecto.

Por supuesto que, con el paso de los días, las prácticas y los amistosos que vendrán, Newell's deberá elevar la producción. Quizás una buena parte la consiga cuando entren en juego las incorporaciones, como Quignon, Prediger, Amoroso y Matos. Ellos también tendrán que adaptarse rápido para darle el fútbol que pretende imponer el cuerpo técnico.

Atlas lo hirió rápidamente, sacó una ventaja y después controló el triunfo. Newell's tuvo algunos momentos de toque y rotación, pero le faltó resto y el punch final para inquietar a Oscar Ustari. Los zorros jugaron el sexto amistoso y el próximo fin de semana debutarán en la liga local, mientras que la Lepra tiene tiempo por recorrer para ponerse a tono con la puesta a punto pensando en el inicio del torneo en la primera semana de agosto.

Si bien no es posible realizar un análisis riguroso del rendimiento rojinegro, seguramente Diego Osella sacó conclusiones y evaluó actuaciones individuales.

No es tampoco casualidad que la idea de Osella fue evitar que al equipo lo tomen mal parado. Sabía que a esta altura no puede desarrollar ni el ritmo ni el vértigo que pretende. Así es que dispuso cuatro volantes en el medio, con Formica recostado sobre la derecha, un sitio que no es ideal para él. Su juego sobresale cuando se mueve con libertad. Pero le tocó otra responsabilidad. Quedó en evidencia cuando Atlas progresaba en el campo. Tuvo que obstaculizar los movimientos de todo futbolista que transitara por ese sector.

Junto a Formica estuvieron Elías y Mateo. Ambos no hicieron nada novedoso. Se complementaron en la franja media. Mientras que a la izquierda actuó el reaparecido Eugenio Isnaldo, desdoblándose por el costado, atacando por allí y cubriendo la franja cuando la pelota estaba en poder de Atlas.

Como el leproso tuvo poco el balón, Scocco y Maxi Rodríguez prácticamente no fueron abastecidos adelante, así el equipo casi no generó opciones de gol. Encima, con el partido 0-0, el árbitro dejó pasar un penal por una infracción que le cometieron a Nacho.

Sin generación, profundidad ni recuperación, el funcionamiento defensivo quedó expuesto a los intentos de Atlas. La aparición de Formiliano como primer marcador central es para tener en cuenta. Si bien la Lepra busca zagueros centrales, no habría que descartar que el uruguayo tenga chances de jugar si da buenas señales.

La mirada sobre lo ocurrido con la Lepra en México no puede ser rigurosa. Ya habrá tiempo para eso.

Panamá Papers. Formica, Mancini y Elías tratan de pasar el tiempo, celular en mano, antes de abordar ayer otro avión en el aeropuerto de Panamá, con un cartel llamativo a sus espaldas. En el mismo se aconseja el blanqueo de capital, justo en el país de los "Panamá Papers".

Comentarios