Edición Impresa
Sábado 25 de Junio de 2011

Para mejorar la enseñanza

Las metas acordadas con miras al año 2021 por los ministros de la región apuntan a 11 temas centrales, que van desde la cobertura de la educación para niños y jóvenes hasta la formación docente y mejora de los currículos. A su vez cada una cuenta con objetivos específicos a lograr en plazos que los gobiernos se prometen ir monitoreando.

La primera meta esta referida a “Reforzar y ampliar la participación de la sociedad en la acción educadora”. Se busca aquí elevar la participación de los diferentes sectores sociales y su coordinación en proyectos educativos: familias, universidades y organizaciones públicas y privadas, sobre todo de aquellas relacionadas con servicios de salud y promoción del desarrollo económico, social y cultural.

La segunda meta busca “Lograr la igualdad educativa y superar toda forma de discriminación en educación”. Esto es entre otras cosas, garantizar el acceso y la permanencia de todos los niños en el sistema educativo con programas de apoyo específicos; la atención especial a las minorías étnicas y poblaciones originarias; a quienes provienen de zonas urbanas marginales y rurales. Además del apoyo a la inclusión educativa.

La meta tercera se propone “Aumentar la oferta de educación inicial y potenciar su carácter educativo”. Abarca a los niños y niñas de 0 a 6 años, y a la formación específica de los educadores de esta etapa.

La cuarta meta es la referida a la “Universalización de la educación primaria y la secundaria básica, además de ampliar el acceso a la educación secundaria superior”.

La meta quinta es la referida a “Mejorar la calidad de la educación y el currículo escolar”. Se pone el acento en la educación en valores para una ciudadanía democrática activa; que incorpore la lectura y el uso de la computadora, le de un lugar relevante a la ciencia, el arte y el deporte. También ampliar el número de las escuelas de tiempo completo.

La sexta meta es la que pretende “Favorecer la conexión entre la educación y el empleo a través de la educación técnico-profesional”. Se busca aquí relacionar lo que se enseña con las demandas la laborales, además de aumentar y mejorar los niveles de inserción laboral en el sector formal de los jóvenes egresados de la educación técnico-profesional.

La meta séptima se propone “Ofrecer a todas las personas oportunidades de educación a lo largo de toda la vida”. Se persigue aquí la idea de garantizar la educación a las personas jóvenes y adultas con mayores desventajas y necesidades; también sumarlos a los programas de formación continua presenciales y a distancia.

La meta octava promete “Fortalecer la profesión docente”. Esto es mejorar la formación inicial del profesorado de primaria y de secundaria; también la capacitación continua y el desarrollo de la carrera profesional docente.

La meta novena se refiere a “Ampliar el espacio iberoamericano del conocimiento y fortalecer la investigación científica”. La promesa pasa aquí por apoyar la creación de redes universitarias para la oferta de posgrados, la movilidad de estudiantes e investigadores, además de reforzar la investigación científica y tecnológica en la región.

La meta décima es la de “Invertir más e invertir mejor”. Esto compromete a los países a aumentar el esfuerzo económico para el logro de las Metas Educativas 2021.

Y la meta undécima fija “Evaluar el funcionamiento de los sistemas educativos y del proyecto Metas Educativas 2021”. En otras palabras hacer un seguimiento de los avances en los objetivos planteados en este acuerdo.

Comentarios