Edición Impresa
Sábado 29 de Agosto de 2015

Para leer en el aula

El Ministerio de Educación de la Nación ha enviado a todas las escuelas primarias de nuestro país las maravillosas "Colecciones de aula", cuya novedad es que cada aula tiene su biblioteca en una caja.

El Ministerio de Educación de la Nación ha enviado a todas las escuelas primarias de nuestro país las maravillosas "Colecciones de aula", cuya novedad es que cada aula tiene su biblioteca en una caja. Son muy fáciles de reconocer porque están ilustradas con los personajes televisivos de Pakapaka. Para cada grado del primer ciclo hay cuatro cajas que se distinguen por colores (rojo, azul, violeta y verde"). Cada una es una biblioteca que contiene 25 títulos especialmente seleccionados para potenciar el placer y gusto por la cultura impresa; y un único título repetido en 20 ejemplares para favorecer dinámicas comunes en el aula que profundicen el proceso alfabetizador.

Las colecciones literarias son para la comunidad, tienen que entrar a la vida cotidiana y quedarse con el grupo el tiempo necesario para ser leídas y disfrutadas. A nivel simbólico ofician de mediadores, entre el mundo adulto escolar y el universo infantil.

A leer se aprende leyendo buenos libros, literatura de primera mano en su formato correspondiente y con la mediación de un adulto.

Los trayectos de lectura pueden generarse a partir de formatos textuales; temáticas o focos de interés; por ejemplo los libros album en el nivel inicial y primer grado son una herramienta poderosa para quienes aún no leen porque permiten jugar con las imágenes desde una lógica del pensamiento divergente, al no constituirse en relatos lineales, por la disposición en el plano que componen imagen y texto.

Si pensamos en focos de interés tenemos muchos modelos: los relatos de viajeros, algunos cuentos de brujas y magos, también están los relatos de animales fantásticos, las denominadas obra de un autor, también las leyendas, los infaltables cuentos de miedo y terror, las historias sobre princesas y príncipes. Siempre favoreciendo que en los relatos aparezcan, tanto personajes femeninos y los masculinos.

Nanci Alario / Profesora de nivel superior

Comentarios