La ciudad
Lunes 28 de Noviembre de 2016

Para la Justicia Federal es "materialmente imposible" ocuparse de "todas las causas"

El camarista Guillermo Toledo admitió que la situación actual de la Justicia Federal hace difícil la labor de los magistrados y las sentencias se demoran mcucho más de lo razonable.

"Con este panorama, a veces es materialmente imposible que nos ocupemos de todas las causas", confesó a La Capital el camarista Guillermo Toledo. El resultado es que las sentencias definitivas se demoran mucho más de lo razonable y que a veces la Justicia llega tarde.

En la Cámara Federal de Rosario se acumulaban al 30 de junio 16 mil causas: 14.781 son civiles y 1.352 son penales, entre ellas muchos en las que se investiga casos de narcotráfico. De junio de 2015 a junio de 2016 ese tribunal dictó 6.430 sentencias civiles y 1.118 penales.

El impresionante cúmulo de causas civiles se debe en gran medida a un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que convirtió a las Cámaras Federales del país en tribunales revisores de los fallos de primera instancia vinculados a la cuestión previsional, en su mayoría juicios por jubilaciones mal liquidadas.

Esta decisión provocó un aluvión de causas en Rosario, casi 13 mil, contra las 6.500 que le tocan por ejemplo a los mismos tribunales, pero en Córdoba. Los jueces de cámara calculan que podrán fallar en unas 6.000 por año, lo que da una idea del colapso que significa. Además seguirán ingresando expedientes y los magistrados ya esperan otra gran andanada de juicios por la ley de reparación histórica para jubilados y pensionados, sancionada este año.


Comentarios