Corrupción
Sábado 06 de Agosto de 2016

Para la Fiscalía de Brasil, Lula participó en forma activa de la corrupción

Cuatro de los fiscales del equipo de tareas de la Operación Lava Jato indican que Lula recibió, directa e indirectamente, ventajas (financieras) indebidas de esa estructura delictiva, pero el ex presidente respondió que no existen.

Los fiscales que actúan en la Operación Lava Jato manifestaron ayer en un comunicado sin contenido legal que el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva "participó activamente" de la red de corrupción en torno a la petrolera estatal, una declaración que según el ex mandatario carece de pruebas y forma parte de una "cacería judicial" en su contra. En un escrito divulgado a la prensa sin valor jurídico, los fiscales salieron a defender la investigación que llevan adelante junto con el juez Sergio Moro, de la ciudad de Curitiba, frente a las denuncias de abuso de poder realizada por Lula ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra.

   En el escrito, cuatro de los fiscales del equipo de tareas de la Operación Lava Jato indican que Lula recibió, directa e indirectamente, ventajas (financieras) indebidas de esa estructura delictiva, pero el ex presidente respondió que no existen. El texto agrega: "Considerando que una de las formas de pago de coimas dentro de la trama montada en Petrobras eran las donaciones electorales, se debe destacar que, desde 2005, Lula admitió conocer esas prácticas de financiación ilegal de las campañas políticas. Lula sabía que las empresas hacían donaciones electorales y que había un ávido reparto de los cargos públicos".

   Y los fiscales indican que la red de corrupción se instaló entre 2004 y 2014, abarcando las gestiones de Lula (2003-2010) y de la presidenta suspendida, Dilma Rousseff, a partir de 2010, pese a que las investigaciones sobre sobornos de empresas para abastecer campañas políticas llevan la práctica hacia 1988 y la década del noventa.

   Los fiscales afirman que "no es creíble" que Lula "desconociera la motivación de los pagos "ilegales para campañas" y vuelven a vincularlo con dos propiedades en el Estado de San Pablo que están bajo investigación sobre si el ex mandatario actuó mediante testaferros. "Ejecutivos de las mayores constructoras del país, que se reunían y viajaban con Lula, participaban de la trama criminal, incurrían en fraudes en las licitaciones de Petrobras y pagaban coimas", dice el texto que defiende la competencia del juez Moro sobre Lula.

   En un duro comunicado divulgado por el Instituto Lula, el líder del Partido de los Trabajadores y favorito a vencer las próximas elecciones, cuestionó: "Este tipo de comportamiento, que configura una cacería judicial, motivó el recurso ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU".

Comentarios