Edición Impresa
Sábado 07 de Mayo de 2011

Para escuchar mejor

“Sabemos que no es fácil hablar con claridad y sencillez de algo tan importante como la sexualidad, y sobre todo, cuando se trata de nuestros hijos. Sin embargo es posible y está en manos de todos: para una educación sexual en familia no es necesario ser maestro, médica o psicólogo, ni tampoco saberlo todo. Para comenzar lo más importante es el afecto, crear climas de confianza, tener buena disposición y poder escuchar y comprender a los chicos”. Con estas palabras del ministro Alberto Sileoni, arranca la Guía para Charlar en Familia.

La revista está dividida en seis ejes.  Con un lenguaje sencillo, se dirige a los padres y madres

Algunos textos que se leen en la guía para padres son:

  • “Es muy importante, para su propio cuidado, que les enseñemos esto a nenes y nenas: ’Si te sentís mal porque alguien quiere ver o tocar tus partes íntimas, tenés que decir no, estás en todo tu derecho y se lo tenés que contar rápido a alguien de tu confianza, como a algún familiar o a tu maestra”. (De Las Partes del Cuerpo/ Respetar la Intimidad).
  • “Muchas familias retamos a chicos y chicas cuando los descubrimos masturbándose, porque eso fue lo que nos enseñaron. De esta manera, sin darnos cuenta, transmitimos que el placer es algo malo, impuro y peligroso, cuando en realidad es parte de nuestra intimidad y un aspecto más de nuestra sexualidad”. (De La Edad de los Cambios/La Masturbación).
  • “Si los chicos o chicas nos cuentan que son gay o lesbianas debemos saber que es una demostración de cariño y confianza y un pedido de apoyo, respeto y comprensión. Aunque nos lleve un tiempo aceptarlo, es bueno para todos. ¿O nos gustaría que nos ocultaran algo tan importante para sus vidas?” (De Igualdad de Derechos/ La Diversidad Sexual).
  • “Las conductas violentas muchas veces se justifican diciendo que son ’juegos’ o ’muestras de cariño’ o que ’ahora los noviazgos son así’. Esto puede confundirnos, desorientarnos y no permitirnos ver la gravedad del problema. Debemos transmitir precisamente l contrario: el amor es confianza y buen trato”. (De Desigualdad y Violencia/ Violencia en el Noviazgo).

Comentarios