Policiales
Sábado 20 de Agosto de 2016

Para el ministro Silberstein "falta sentido común en los jueces"

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia, Ricardo Silberstein, cuestionó ayer la interpretación que los jueces hacen sobre las leyes y estimó que "falta sentido común" en el momento de dictar sentencias.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia, Ricardo Silberstein, cuestionó ayer la interpretación que los jueces hacen sobre las leyes y estimó que "falta sentido común" en el momento de dictar sentencias. Lo hizo en el marco de la saga de crímenes registrados en Rosario en los últimos días y la situación particular del asesinato de Fabricio Zulatto, hecho por el cual fue detenido e imputado un joven que gozaba de libertad condicional tras ser condenado a 13 años de prisión en 2010 por matar a su novia.

"Este es un tema que venimos planteando desde hace un tiempo. En la Argentina hay una corriente hegemónica que considera que las penas no cumplen ninguna función, que no son reparadoras, que no sirven para nada aunque se haya cometido un crimen aberrante", dijo el ministro. "Pero si se parte de esa base —agregó—, suceden cosas como las de ahora, que la sociedad comienza a ver que quienes cometen delitos no reciben sanciones y por lo tanto hasta se ven alentados a seguirlos cometiendo. Además, eso lleva a que la sociedad tenga la percepción de que el Estado no puede garantizar la seguridad".

Escuchar a la gente. En declaraciones al programa El primero de la mañana, de La Ocho, Silberstein recomendó a los magistrados que "escuchen a la sociedad y apliquen duras penas cuando corresponde". En ese sentido manifestó: "Por ejemplo, en un homicidio calificado puede quedar una pena de 8 años de prisión efectiva para delitos que en Ecuador o Brasil son condenas que superan los 30 años".

"Si la persona que mata es de extracción media, ha tenido debida educación y se la aplican 12 años de pena, que es disminuida por el incentivo del estudio, sale y vuele a matar, y esto es una tendencia, entonces es algo que tiene que cambiar", describió el ministro en referencia a Andrés Soza Bernard, el acusado de matar a Fabricio Zulatto, quien se recibió de contador público más allá de haber sido condenado.

Silberstein señaló que "hay una interpretación de los jueces de que las penas no sirven para nada, que no son reparadoras", y en ese sentido insistió que "hay que modificar estos criterios de interpretación". "Una persona que tuvo debido proceso y las pruebas correspondientes, debe recibir una pena justa, sino estamos en estado de barbarie", concluyó.

Comentarios