Edición Impresa
Sábado 26 de Octubre de 2013

Para el dibujante Rep "se lee más, pero de otra manera"

Tras participar del encuentro en Panamá, el artista advirtió sobre el temor de las editoriales y los cambios en la lectura

El VI Congreso Internacional de la Lengua Española, que reunió en Panamá a unos 200 escritores y expertos, finalizó el miércoles último, tras cuatro días de debates sobre los retos que plantean al español y la industria del libro, el avance de los medios audiovisuales e internet. "La lengua es el camino de la libertad, porque nos permite obtener conocimiento. La lengua nos hace libres", dijo el director de la Real Academia Española (RAE), José Manuel Blecua, en la clausura en el Centro de Convenciones Atlapa, en la costa del Pacífico de ciudad de Panamá. El dibujante Miguel Repiso (Rep) dijo a LaCapital que "hoy se lee más que antes, pero de manera distinta".

El encuentro contó con presencias de notables, como Sergio Ramírez (Nicaragua), Antonio Skármeta (Chile), William Ospina y Héctor Abad Faciolince (Colombia), Julio Ortega y Alonso Cueto (Perú), Jaime Labastida (México), y los españoles Rosa Montero y Juan Luis Cebrián, además del Premio Nobel de Literatura 2010, el peruano Mario Vargas Llosa, entre otros renombrados autores de Latinoamérica y España.

Por su parte, la delegación argentina que viajó al encuentro fue integrada, entre otros, por el presidente de la Academia Argentina de Letras, José Luis Moure; el director de la Biblioteca Nacional, Horacio González; los escritores Abel Posse y Guillermo Martínez, y el dibujante Miguel Repiso (Rep).

Patria necesaria. "Los congresos deberían servir para reflexionar acerca de la lengua en la que habitamos, de la comunidad que la utiliza, de la historia que precede a los cambios coloquiales y a la actualización. Para eso hace falta un congreso de una de las patrias más necesarias: la de la lengua", dijo Rep desde Panamá a este medio.

En lo referido al temor de muchos por la posibilidad que se pierda la lectura ante el avance de internet y sus plataformas, el humorista que también forma parte del Plan Nacional de Lectura, analizó: "No estoy seguro que se esté perdiendo, todo lo contrario, se lee más que antes, lo que cambia es la costumbre en la forma de hacerlo. Hoy es más fragmentado, con menos concentración, pero no es grave. En el siglo XIX, XX y XXI se lee con menos paciencia que en el tiempo del Quijote, pero se lee cada vez más. La calidad y profundización de esas lecturas es otra discusión".

Pantalla o papel.  Al comparar la lectura en el papel o la pantalla, resaltó: "Creo que tener una luz detrás, permanente, cansa más que la opacidad del papel. Pero hay brillanteces y opacidades en cualquier lectura, esté en el formato que esté. ¿Qué prefiero yo? La brillantez con opacidad detrás, soy analógico en la lectura", explicó.

Sobre la situación económica de los editores y las empresas relacionadas a la web, Rep aseguró: "El mercado editorial está muy temeroso, ese era uno de los tópicos de este Congreso de la Lengua en Panamá, sucede que los viejos piratas temen a los nuevos piratas".

"Lo bueno de un congreso así sería que no se dejen avasallar por el mercado en su agenda de debates, cosa que en Panamá —un país off shore— no ocurrió. Eso habla de cómo la industria editorial y los poderes empresariales dominan los encuentros de la Lengua. En tanto, España tiene su desesperación por la facturación de libros".

Al consultarlo sobre el desafío que estos tiempos plantean a los autores, consideró: "No lo sé, pero hay que estar alertas, y siempre utilizar los cambios tecnológicos a favor, siempre que se pueda. Algo va a cambiar, pero creo que aún estas generaciones de autores que viven hoy piensan en el libro de papel como un destinatario de sus obras".

"Sacar la lengua". Por otra parte, remarcó que le asombró "la vitalidad de los viejos escritores, la ausencia de negritud en las mesas, la presencia de Prisa y Bettermann (editoriales), el error de haber organizado todas las ponencias a la misma hora, a excepción de las plenarias que eran de los poderosos. De todas formas, aprendí mucho acerca de algo que rara vez reflexionó «la lengua, la nuestra, no la mía, que la tengo bastante sucia de tanto sacarla»".

Rep nació en San Isidro, tiene 52 años y vivió su infancia en Boedo. Colaboró con sus dibujos en la célebre revista Humor y publica diariamente en el matutino Página/12, las revistas Veintitrés y Martín Fierro, también colaboró con los diarios españoles El País y La Vanguardia. En Tecnópolis, una de sus últimas propuestas alcanzó en tres días más de tres mil adhesiones en una red social, y que ya alcanza las 11 mil. Para más datos sobre su obra, se puede consultar www.miguelrep.blogspot.com y www.miguelrep.com.ar

Comentarios