Edición Impresa
Sábado 22 de Septiembre de 2012

Para chicos y también adultos

"Los chicos son multiplicadores, es muy interesante escucharlos después de la obra, saben que son un grupo de riesgo y que están muy expuestos a este tipo de violencia social; también es un rebote muy interesante para los adultos en el sentido de que puedan reconocerse en conductas irresponsables", dice el director de Tránsito Pesado, Mario Romeu y agrega: "Nuestro interés con la obra es que funcione como un disparador; si la hacemos en una escuela tratamos de dejarles a los docentes una serie de recursos teatrales para dramatizar en el modo de sketch situaciones de tránsito vial, para llegar por el lado del humor, de los afectos. Para que puedan vivenciar los aprendizajes".

Afirma además que "que sería interesante que esto se lo tome como contenido transversal y se pueda retrabajar en todos los niveles educativos porque la magnitud del tema requiere de una especial atención. Para poder instalar una cultura de la conciencia y el cuidado, no basta con una clase de educación vial al año, tratamos de darle herramientas artísticas a los docentes y que ellos confíen en poder brindarles disparadores, a los niños, y que de modo lúdico se apropien de los aprendizajes. El arte le puede dar otro sabor al contenido".

Comentarios