Agroclave
Jueves 02 de Junio de 2016

Pagaron 200 mil pesos de rescate por una niña y su niñera

El padre de una nena de nueve años secuestrada junto a su niñera en la localidad bonaerense de Castelar pagó como rescate casi 200 mil pesos, mientras que los captores también se quedaron con el automóvil Citroën C3 de la familia, en el que circulaban las víctimas cuando fueron capturadas.

El padre de una nena de nueve años secuestrada junto a su niñera en la localidad bonaerense de Castelar pagó como rescate casi 200 mil pesos, mientras que los captores también se quedaron con el automóvil Citroën C3 de la familia, en el que circulaban las víctimas cuando fueron capturadas.

De acuerdo al reporte que la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón elevó al Ministerio de Seguridad bonaerense, los secuestradores cobraron un rescate que consistió en 150 mil pesos y 3.500 dólares -lo que son 49 mil pesos más si se toma el dólar a 14 pesos-, por lo que la suma total asciende a 199 mil pesos.

Las negociaciones fueron realizadas con el padre de la niña quien, ni bien comenzó el secuestro, recibió los primeros llamados extorsivos desde el propio celular de su hija cuando él estaba trabajando en Capital Federal.

Según el informe de la policía bonaerense, el pago lo hizo el padre de la niña detrás de un supermercado Jumbo que está en el predio del Plaza Oeste Shopping, también en Castelar.

Tras cobrar los casi 200 mil pesos, los secuestradores liberaron a la nena y a la niñera, de 39 años, en la bajada del Acceso Oeste y Santa Rosa, también en Castelar, por donde el padre de la niña las pasó a buscar.

El reporte señala que el automóvil en el que habían llegado los secuestradores, un Fiat Palio gris robado patente IGD 926, quedó abandonado en el lugar de la captura de las víctimas, mientras que hasta anoche el Citroën C3 de la familia, que manejaba la niñera y con el que las llevaron cautivas, aún no había sido localizado.

El hecho ocurrió ayer por la tarde cuando la niña regresaba del odontólogo a su casa, situada en Eusebio Giménez y Deán Funes, de Castelar, partido de Morón, en la zona oeste del conurbano, junto a la mujer que trabaja al cuidado de ella y en la puerta de la vivienda ambas fueron interceptadas por dos delincuentes que bajaron del Fiat Palio y abordaron el Citroën C3 en el que viajaban ellas.

El secuestro exprés duró alrededor de dos horas hasta que el padre de la niña pagó el rescate y las víctimas fueron liberadas.

Rapto frustrado. En tanto, cuatro integrantes de una presunta banda de secuestradores fueron detenidos ayer en el centro porteño, cuando intentaban capturar a un hombre de 70 años, quien se percató de la situación y alertó a la policía. Ocurrió en Paraguay al 700, entre Maipú y Esmeralda donde la policía apresó a tres personas sin que opusieran resistencia, acusados de intentar un secuestro. El cuarto integrante de la banda que tenía pedido de captura trató de escapar, pero fue atrapado a las pocas cuadras.

Comentarios