Edición Impresa
Sábado 16 de Abril de 2011

Padres detrás de las hijas

Abel Rodríguez es el papá de las mellizas Lola y Pilar, de 12 años y que cursan el 7º grado. También de Violeta de 7 y que va a 2º grado. "De matemática, en especial, soy el encargado de la ayuda. Me siento con ellas y les explico. Tienen dificultades, sobre todo originadas en el contexto social o familiar y muy pocas de la materia en sí", comenta sobre cómo se organiza para colaborar con las tareas diarias.

Se refiere a la preadolescencia que viven sus hijas, que entre otros cambios implica desafiar la autoridad del padre. Abel cuenta como ejemplo, que les expresan "que no es piola aprender las tablas, y usar la calculadora científica es lo más, o bien pelearse y no escuchar al padre porque hay que pelearle". Y aprecia que "el marco social (en que se manejan los chicos de esta edad) viene terrible".

De todas maneras, reconoce que al hablar de las dificultades propias que les presenta la materia "en sí les cuesta la construcción mental del problema", "como -ejemplifica- imaginarse o aceptar que por una recta pasan infinitos planos".

Comentarios