La ciudad
Sábado 14 de Mayo de 2016

Padres del Superior de Comercio y Politécnico piden ayuda a la defensora de Niños

Tras 18 días de paro universitario, se mostraron de acuerdo con los docentes, pero preocupados porque los chicos no tienen clases.

A 24 horas de una masiva defensa de la educación pública y con todas las expectativas puestas en la mesa de negociación paritaria que ayer volvió a sentar a los docentes universitarios con las autoridades del gobierno nacional, los padres de los alumnos de dos de los tres colegios dependientes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) —Superior de Comercio y Politécnico— llevaron a la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes su preocupación ante los 18 días de huelga de los docentes universitarios que reconocen como "justo reclamo", pero que vulnera el derecho constitucional de sus hijos a la educación. El organismo, sólo con competencia sobre las políticas del Ejecutivo provincial, se comprometió "transmitir la inquietud" a la Defensoría del Pueblo de la Nación. De seguir sin actividades, los padres ya prevén para el lunes un abrazo simbólico a los dos colegios y la entrega de una carta al diputado nacional Mario Barletta.

   "Pudimos hacer el planteo y estamos a la espera de una respuesta", señaló Armando Mujica, padre de un alumno de tercer año, que estuvo entre el grupo que participó del encuentro en Italia 321. Si bien quedaron en enviarles una respuesta por escrito, Mujica anticipó que por una cuestión de "competencias" la defensora local, Analía Colombo, no podía más que oficiar de nexo con el organismo nacional.

   Y eso fue lo que la titular del organismo planteó a través de un comunicado oficial. "Como órgano de control de las políticas públicas del Ejecutivo provincial, no tiene competencia específica en situaciones que dependan del gobierno nacional", aclaró, aunque se comprometió a "transmitir la inquietud de los padres de los alumnos a la Defensoría del Pueblo de la Nación y a la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina" para facilitar la apertura de "un espacio de diálogo".


Pedido. "No estamos tomando una posición política", planteó el vocero del grupo de padres, e insistió en que "se trata de pedir ayuda para poder tratar un tema que es justo, pero al mismo tiempo vulnera el derecho constitucional a la educación de los chicos y adolescentes".

   Si bien reconocen la legitimidad del reclamo e incluso admiten como "irrisoria" la propuesta salarial hecha hasta ahora por el gobierno nacional, piden a los profesores que en su reclamo adopten "una modalidad distinta" en el caso de las escuelas secundarias dependientes de la Universidad, donde estudian chicos de 12 a 18 años.


En agenda. Más allá del resultado que puedan tener las gestiones realizadas, los padres no ahorraron expectativas en la reunión de la mesa paritaria que se llevó adelante ayer y dejaron en claro su deseo de que "el lunes las puertas de los colegios estén abiertas".

   Sin embargo, ante la posibilidad de que las medidas de fuerza continúen, ya está en agenda para ese día, a las 7.30, un abrazo simbólico a los dos establecimientos de la UNR, de Pellegrini 250 y de Balcarce 1240.

   A eso, sumarán la entrega de una carta al diputado nacional de la Unión Cívica Radical (UCR), Barletta, integrante de la comisión de Educación de la Cámara Baja y ex rector de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Comentarios