Economía
Viernes 25 de Noviembre de 2016

Pablo Moyano no cree que vaya a cumplirse el acuerdo antidespido

El secretario gremial de la CGT dijo que no firmó el acta junto al gobierno y los empresarios porque Macri y Triaca "son mentirosos"

El secretario adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, advirtió ayer que no cree que "se cumpla" el compromiso entre el gobierno, sindicatos y empresarios para no realizar despidos hasta marzo próximo, mientras que el líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, consideró que es una "ficción absoluta" el acuerdo.

"No firmé el acta porque el gobierno miente. El presidente y el ministro Triaca son mentirosos, no creo que se cumpla el compromiso. Si hay despidos, ¿voy a tener que ir a la casa del ministro de Trabajo?", se quejó Pablo Moyano.

Se refirió así al acuerdo que anteayer el gobierno selló con empresarios y sindicalistas para "mantener los puestos de trabajo" hasta marzo de 2017.

Para el gremialista "están haciendo todo un esquema que nadie entiende de Ganancias y, en definitiva, van a pagar más trabajadores", en alusión a los cambios en ese gravamen que impulsa el gobierno en el Congreso.

"Pobreza Cero, bajar la inflación, eliminar Ganancias, todos los ejes de campaña del presidente fueron incumplidos. A los trabajadores no les dio ningún beneficio, queda claro que gobiernan para los ricos", señaló además el camionero.

El sindicalista extendió también las críticas al kirchnerismo: "La señora que se fue estuvo 12 años sin modificar el impuesto a las ganancias también, no solo es este gobierno", sostuvo.

"Una de las actividades que más sufre el robo del impuesto al trabajo son los trabajadores del transporte. Va a haber un plenario de todos los gremios del transporte la semana que viene y va a salir seguramente una medida de fuerza del sector", subrayó.

También salió duro contra al reclamo del presidente Macri para que se renueven las conducciones de los gremios. Indicó que "debería haber renovación de los empresarios" ya que "el padre de Macri hace 60 años que hace negocios con el Estado".

Convenios. Al mismo tiempo, rechazó el planteo del presidente para que se vuelvan a discutir todos los convenios laborales. "Gracias a Dios que existen los convenios colectivos. Es lo mismo que en los 90, Menem quiso flexibilizar los convenios y no pudo", puntualizó.

Por su parte, Yasky afirmó que es una "ficción absoluta" el acuerdo alcanzado entre la Casa Rosada, la CGT y empresarios, y dijo que "el diálogo social así como está planteado es una especie de puesta en escena, una escenificación", al señalar que su CTA y la de Pablo Micheli fueron marginadas de ese espacio tripartito.

"Me parece una ficción absoluta. El gobierno persiste en generar actos simbólicos. No hay nada que permita verificar realmente una recuperación del empleo y mucho menos la creación de nuevos empleos", manifestó el dirigente sindical aliado al kirchnerismo.

Yasky aseguró además que el gobierno persiste en dejar afuera del diálogo social a las dos centrales, que —según dijo— "han demostrado ser una representación genuina y multitudinaria de los trabajadores".

"Hacer un diálogo social dejando una parte del movimiento sindical afuera porque es el que no se presta a la ficción y, por otro lado, después hacer anuncios que pretenden ser optimizadores es solo intentar insuflar una luz de esperanza", expresó.

Comentarios