Ovación
Lunes 04 de Septiembre de 2017

Zampedri empezó a pagar con goles

Fue el refuerzo que más ruido hizo en Central y uno de los más resonantes del fútbol argentino. Y ya comenzó a pagar con goles.

Fue el refuerzo que más ruido hizo en Central y uno de los más resonantes del fútbol argentino. Y ya comenzó a pagar con goles. De hecho, Fernando Zampedri no sólo convirtió ayer en la cancha de Argentinos Juniors su primer tanto con la camiseta canalla, sino que estuvo presente en dos de las otras tres situaciones que tuvo el equipo de Montero ante Riestra. En su segundo encuentro en Arroyito, asistió en uno y marcó en el otro. Nada mal para empezar.

   A los 12 minutos saltó entre los grandotes de Riestra casi en el área chica y el arquero le ahogó el grito cambiando el paso. A la jugada siguiente, en una segunda acción de un córner para Riestra, evitó una situación embarazosa para el Ruso Rodríguez anticipándose al lungo Benítez y rechazándola de nuevo al tiro de esquina. A los 20', otro centro de Elías Gómez, pero esta vez al ras, lo puso cara a cara con Morel pero resolvió mal, la tiró arriba del travesaño.

   Y a los 10' del complemento hizo lo que corresponde a todo goleador cuando le llega dormida en un rebote. Morel sacó como pudo el testazo de Camacho tras el córner de Gil y le pegó con alma y vida hacia la red por abajo. El imperceptible rebote en uno de los Soto no hubiera cambiado el destino de gol del gran refuerzo canalla.

   Zampedri ya se sacó la presión de convertir en su nuevo equipo y en cierta forma viene opacando a Ruben. El entrerriano fue figura en Santa Fe y ayer sólo él fue el incisivo de los delanteros canallas, algo que seguramente tiene que ver con la inactividad del 9, que se perdió buena parte de la pretemporada por la operación en un pie. Montero lo sacó en el adicional y recibió un buen mimo de los hinchas canallas, que seguramente le servirá de envión para volver a ponerse en forma.

   Sí habrá que ver en el futuro si se complementan bien, porque las primeras impresiones en sus primeros dos partidos juntos es que se mueven en el mismo lugar. Ninguno de los dos sale demasiado a buscarla, como sí lo hacía Marcelo Larrondo por ejemplo, de hecho el Chaqueño Herrera o en los últimos tiempos Teófilo Gutiérrez. El hábitat natural de ambos es el punto del penal y en varios pasajes se los vio encimados. Eso sí, son lo suficientemente inteligentes como para potenciarse sin anularse. Al menos hasta ahora Zampedri lo aprovechó bien y Central ya hacer rendir su mayor inversión.


Comentarios