Ovación
Miércoles 29 de Marzo de 2017

Ya extrañó a la Pulga en este camino a Rusia

La selección la tendrá difícil para clasificar antes de la última fecha.

Sin el 10 es más complicado todavía. La ausencia de Lionel Messi siempre se sintió en la selección argentina y más ahora. En la recta final de la clasificación al Mundial de Rusia 2016. A cuatro partidos del final y en el quinto puesto. Esa posición a la que cayó al perder en Bolivia, por la derrota de Uruguay y el triunfo del ahora escolta Colombia sobre Ecuador. A la Pulga ya la extrañó en 8 cotejos de estas eliminatorias, incluido el de ayer, en los que sólo se cosecharon 7 puntos (1 triunfo, 4 empates y 3 derrotas). Y si desde la AFA no se logra bajar la sanción de 4 fechas (restan 3), el rosarino sólo jugará el último partido: ante Ecuador y de visitante; un choque al que Argentina puede llegar urgido de puntos o ya clasificado, en forma directa o para el repechaje. ¿Sin chances? Sería terrible, pero los números son los que mandarán, más allá de buenos o malos rendimientos.

   Con Messi sería distinto, porque también ya lo demostró en los resultados obtenidos (15 puntos) y su participación en ellos: 5 victorias y 1 caída; con 4 goles (el 2-0 a Bolivia, el 1-0 a Uruguay, el primero del 3-0 a Colombia y el 1-0 a Chile). Por rendimiento individual, por lo que aporta al equipo, por su injerencia en el ánimo de sus compañeros.

   Claro, no es lo mismo ir al estadio Centenario, en Montevideo, sin Leo. Ese choque, el próximo, será recién el 31 de agosto en una nueva fecha clave de las eliminatorias porque la selección argentina llegará en el 5º puesto, el de repechaje ante un equipo de Oceanía (podrían ser Nueva Zelanda o Tahití), a uno de Uruguay, que quedó 3º. Y en relación a los otros rivales, en esa 15ª jornada si Argentina pone la cabeza en Uruguay, se le puede escapar Colombia (visita a Venezuela), también Chile (recibe a un Paraguay que está con pocas chances), pero difícilmente Ecuador porque visita al imparable Brasil.

   Y justamente Ecuador hoy aparece como el gran rival, que es a quien precede por 2 unidades y con el que cerrará la participación allá por el 10 de octubre. Es que en el peor de los casos para Argentina (derrota ante la celeste), los ecuatorianos la tendrán dificilísima en Brasil. En la 16ª los dos tienen ventaja de ser locales (el 5/9 Argentina-Venezuela y Ecuador-Perú) y se mantendría la diferencia favorable de 2 puntos. En la 17ª es cuando la albiceleste debería ampliar ventaja por ser local ante los peruanos (el 5 de octubre), mientras que los ecuatorianos la tendrán difícil en tierra chilena y, de no ganar, Argentina podría sacarle de mínima 4 puntos y ya sería inalcanzable por más que el cierre sea en Ecuador.

   También se pueden dar resultados positivos y Argentina terminar entre los cuatro que sacarán pasaje directo a Rusia, aunque sin Messi hoy aparece demasiado difícil.

Comentarios