Ovación
Viernes 08 de Septiembre de 2017

Y apareció el Gigante

La AFA hizo saber que Central también es opción, en medio de la pelea River-Boca por albergar la final Argentina-Perú

La pelea está desatada. En el medio de la gran crisis futbolística que amenaza con dejar a la selección afuera del Mundial de Rusia, River y Boca se disputan ser sede del partido crucial ante Perú del jueves 5 de octubre, por la penúltima fecha de las eliminatorias sudamericanas y en el medio se manejan alternativas. En ese sentido, es oficial que la AFA le hizo saber a Central el interés para que el Gigante de Arroyito sea una opción, lo mismo que el Mario Alberto Kempes de Córdoba. En el club auriazul creen que no tiene demasiado asidero, que la chance es mínima y se enmarca en ese tire y afloje, pero también hicieron saber que sería un orgullo ser el anfitrión de semejante partido.

Ayer el presidente de Lanús y vocal de la AFA, Nicolás Russo, hizo saber que el mismo técnico de la selección Jorge Sampaoli había solicitado el cambio de escenario a la Bombonera y que inclusive lo había hecho antes del encuentro con Venezuela. Nada seguramente hubiera ocurrido si se cumplía el pronóstico de triunfo que hasta el más pesimista esgrimía, pero ante el resultado adverso del empate ante la Vinotinto, el deseo del casildense se disparó y se generó una gran polémica, que a todas luces parece desmedida y que sólo le agrega más confusión a este presente lleno de confusión.

La versión de la Bombonera empezó a circular al día siguiente del 1-1 del martes último en el Monumental y fue tan cierta que hasta el presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, la admitió ese miércoles y se opuso con un argumento cabulero: el obvio recuerdo del 69 cuando el mismo Perú dejó sin Mundial a Argentina en la cancha xeneize. Ayer fue Russo el que fue más allá y deschavó el deseo de Sampaoli, y también el titular de Racing, Víctor Blanco, quien ofreció el Cilindro de Avellaneda. En ese contexto, se barajó el estadio mundialista de Córdoba, hasta el de Mendoza y el de Rosario, todo en una ola de rumores que obviamente llegó hasta Arroyito.

Así como Racing ofreció su estadio, Central no lo hizo. No fue una iniciativa que partió desde la institución como sí había pasado, por ejemplo, cuando todavía Edgardo Bauza dirigía al equipo y la selección se movía por el interior del país. Lo que sí se hizo desde el club fue comunicarse con la AFA ante la cantidad de consultas periodísticas que se realizaron y el mismo presidente, Claudio Chiqui Tapia, respondió que efectivamente la posibilidad de jugar en el Gigante estaba dentro de un abanico que se barajaban. Y que pronto se tendría un panorama por sí o por no.

Además de Russo, otros dirigentes se expresaron y así lo hizo el vice de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, quien estuvo en la vereda opuesta a la nueva comisión directiva de la AFA. Por eso, no sorprendió que se expresara a favor de que el partido con Perú se mantenga en el Monumental. "La de River es la cancha emblemática donde juega la selección argentina y a mí me parece bien jugar ahí. Siempre se jugó en River o en el interior", dijo.

Ante esta inesperada puja entre el Monumental y la Bombonera, el Gigante de Arroyito entró a tallar como opción para ser sede del último partido en casa de Argentina en estas durísimas eliminatorias. Quizás hoy ya haya una confirmación. Difícil, pero la chance está.

Comentarios