Ovación
Miércoles 14 de Junio de 2017

Viene peleando desde chico

El catamarqueñoJoaquín Varela, defensor de la cuarta división de Newell's, tiene una historia de vida muy particular.

Su nombre completo es Héctor Joaquín Varela. Aunque en su familia le dicen Joaquín para diferenciarlo de su padre que se llama Héctor. La historia del capitán de la 4ª de AFA de Newell's es digna de contar. "Empecé a jugar en Villa Cubas de Catamarca a los 9 años. En 2006, vinieron unos captadores de San Lorenzo a hacer una prueba. Aunque ellos buscaban futbolistas más grandes, les llamé la atención por mi altura y mi juego y decidieron llevarme".

"Luego cuando tenía 10 años fui 7 veces a Buenos Aires para practicar en San Lorenzo. Entre ida y vuelta son casi 2.500 kilómetros. En Catamarca no es como acá que hay muchas ligas de baby fútbol. Se juega en toda la mitad de cancha de 11 con los arcos cruzados. En las ligas menores en mi época había dos partidos simultáneos y la cancha era más grande. Continuamente había que devolver la pelota a la otra cancha".

"Al año siguiente, en 2008, me recomendaron, por una cuestión de edad y distancia, que vaya al Proyecto Crecer que está en San Francisco, provincia de Córdoba, y que tiene una especie de convenio con el Girondis Bordeaux de Francia Allí estuve hasta 2013. Había chicos de todo el país e incluso algunos chilenos. La pensión era muy linda. Cuatro jugadores por habitación, dos placares y además íbamos a un colegio católico donde pude hacer gran parte de la secundaria, que terminé en la escuela que tiene Newell's."

"Al principio fue muy díficil porque extrañaba mucho. Con 11 o 12 años tuve que viajar solo desde San Francisco a Catamarca. Ahora que uno es grande se da cuenta de lo lindo y sano que fue todo eso. Hice grandes amigos, como Daniel Mancini que llegó a la primera de Newell's".

"Muchas veces intenté pegarme la vuelta. Mis viejos me ayudaron mucho. Ellos siempre apoyaron mi decisión. Solo tengo palabras de agradecimientos para ellos. Mi padre es profesor de educación física y mi mamá Nora es administradora en una empresa. Son dos laburantes de la vida. Nunca nos sobró nada pero tampoco nunca nos faltó para comer. Además tengo dos hermanos: Matías (29), que vive en Córdoba y se está por recibir de kinesiólogo, y José Manuel (16), que está en Catamarca".

"En 2011 con el Proyecto Crecer tuve la oportunidad de viajar a Francia. Fue algo inolvidable. Subir por primera vez a un avión, conocer un buen aeropuerto, ver las nubes, el océano desde el aire. Una experiencia maravillosa. Paramos en el complejo del Bordeaux. Todo un lujo. Había cosas para comer que no sabía ni siquiera que existían. Por ejemplo unas bandejas con distintos tipos de carne. Una normal como las de acá. Pero otra toda con carne bien roja que parecía que le salía sangre. Yo no me animé a comer eso, pero algunos de mis amigos sí. Teníamos sommier en la pieza, computadora y ping pong. En el comedor había como seis heladeras. Una con postres, otra con yogures, otra con cereales, jugos, helados. Todo lo necesario para que nos alimentemos bien."

El Cata Varela llegó a Newell's en 2014. "Recuerdo que terminamos de entrenar un jueves y me llama Julio, el presidente de Proyecto Crecer. Me mete en una oficina y estaban Jorge Theiler, quien era el coordinador en esos momentos, y Hernán Llano, que era uno de los captadores. Me impresionó verlos con la ropa de Newell's y bien vestidos. Theiler me da la mano y me dice. ¿Cuándo vas a venir? Mirá que te estamos esperando. Me quedé perplejo y no sabía qué decirle. Por suerte ahora puedo estar jugando acá y disfrutando del club"

El juvenil se tomó el tiempo de hablar del clásico. Donde ya participó en tres de ellos en inferiores de AFA y siempre ganó. En 6ª 1 a 0 con gol de Joaquín Torres, en 5ª 1 a 0 con grito de Rodolfo Rotondi y en 4ª fue 4 a 0 con tres goles de Matías Tissera y uno de Treppo. "Estar acá, ir a la cancha, ver cómo se moviliza la gente por lo que es Newell's, por lo que significa Maxi Rodríguez, te lleva a hacerte hincha y a querer a la institución de alguna manera. No sé si a ese extremo de odiar a Central pero sí de querer ganarle. Ese partido es algo aparte. Tenés 30 fechas en el torneo pero hay una que sabés que no podés perder. Que hay que dejar todo. Es una situación hermosa. Lo que se vive en la noche previa de un clásico y en la semana no tiene comparación. Hay chicos como Facundo Nadalín y Alejandro Raimondo que son muy fanáticos y que te transmiten esa pasión. Te dicen: Mirá que el fin de semana jugamos contra Central que tenemos que ganar si o sí. Nadalín, por ejemplo, si pierde Newell's está amargado toda la semana. Hay chicos que son tan fanáticos que el resultado de la primera les maneja el ánimo. Por un lado está bueno porque demuestran lo que sienten, pero por otro no sé si tanto".

Joaquín tiene una relación muy especial con su padre. "En el verano tenemos un evento muy importante. Un partido entre la familia de mi papá contra los de la familia de mi mamá. Un clásico entre Los Varela contra Los Morales. Yo juego con mi viejo que tiene 60 años y todavía despunta el vicio con los veteranos. Vienen mis primos, mis tíos, mis cuñados. Somos un montón. Imaginate que armados dos equipos de 11 con suplentes y todo. Incluso hubo un año que trajimos un árbitro que es amigo de mi viejo. Por suerte venimos invictos ya que en las tres ediciones el triunfo fue para Los Varela.

Finalmente habló de sus sensaciones para el resto del año. "Tenenemos grandes ilusiones. La expectativa de ir creciendo está siempre. Tenemos el beneficio que Vojvoda y Garfagnoli nos conocen muy bien".

Es rápido y fuerte en la disputa

Joaquín es de perfil derecho y mide 1,90 metro. Puede jugar de defensor central derecho o izquierdo. Tiene una gran altura, es rápido en los desplazamientos y fuerte en las disputas. En los aspectos técnicos se caracteriza por tener buen manejo de la pelota en las conducciones, controles y pases de corta distancia (pases filtrados) y larga distancia (lanzamientos cruzados) Mientras que en aspectos tácticos o cognitivos es un jugador que es resistente a la demanda cognitiva que dispone una idea de juego compleja, sobre todo si se inicia el juego en corto desde el arco haciendo que los defensores centrales sean una pieza muy importante en el funcionamiento del juego. Posee una rápida comprensión e interpretación en la enseñanza de los conceptos de juego tanto defensivos como ofensivos y de gran eficacia en su posterior aplicación en los entrenamientos como en las competencias.


Iván Vigo(*) DT en juveniles de Newell's

Comentarios