Central
Lunes 15 de Mayo de 2017

Venció por determinante e inteligente

Central quiso y pudo. Tuvo determinación y fue determinante. También inteligente. Porque capitalizó las ocasiones en un ciento por ciento.

Central quiso y pudo. Tuvo determinación y fue determinante. También inteligente. Porque capitalizó las ocasiones en un ciento por ciento. Con tres situaciones le alcanzó para hacer tres goles y con ellos quedarse con el triunfo más deseado. Después de las dos primeras conquistas durmió el partido. Literalmente lo durmió. Y cuando al final del juego parecía que Newell's despertaría, el Chaqueño Herrera lo noqueó para toda la tarde.

Así, el equipo de Paolo Montero ganó con comodidad y solvencia el clásico en un Coloso del cual los hinchas locales se fueron con el dolor de la derrota pero también con la decepción por la falta de respuestas de su equipo.

Porque este Newell's de Diego Osella en esta ocasión no tuvo reacción futbolística y mucho menos anímica en el desarrollo que se le presentaba adverso.

Si hasta el segundo tanto canalla pareció una réplica de aquel que hizo Maxi en el Gigante de Arroyito. En esta oportunidad se invirtieron los roles, ya que fue Colman quien recibió solo para sacar el centro que Marco Ruben cabeceó al gol.

La conquista de la resolución, porque de allí en más Central administró los tiempos a gusto y piacere.

La concentración y decisión con la que jugó el conjunto auriazul fueron claves para aprovechar cada error defensivo de este Newell's, que salvo por esa jugada inicial de Mauro Formica que casi deriva en un gol tempranero, pagó un alto precio por la ausencia de un volante central y por la lentitud de sus zagueros centrales.

Y estos defectos se hicieron ayer mucho más notorios, como en la derrota (2-4) frente a Independiente.

Con el agravante para Osella que en esta ocasión sus jugadores consagrados (Formica, Ignacio Scocco y Maximiliano Rodríguez) no pudieron sintonizar en lo más mínimo.

Ganó Central porque quiso y pudo. Newell's no pudo y no supo.

Comentarios