Ovación
Domingo 02 de Abril de 2017

Valoró la "defensa" y la "localía"

No imagino un partido abierto, pero pienso que ellos saldrán a presionar los primeros minutos. Queremos ser protagonistas"

"Nos llevamos una victoria fundamental". La frase de Diego Osella resonó en la sala de conferencia de prensa del Coloso. Es que el DT leproso puso en primer lugar el valor de la victoria, más allá de todo lo que le costó a Newell's torcerle el brazo a Atlético de Rafaela. Además, el entrenador rojinegro ponderó como dos de las principales virtudes del equipo a "la defensa y la localía fuerte".

"Le ganamos a un equipo con el que hemos sufrido mucho más que con algunos grandes. Nos cortó el circuito de (Facundo) Quignon, eso es un mérito del Chocho", expresó Osella, en referencia a Juan Manuel Llop, el DT de la Crema. Y agregó: "Fue uno de los rivales más dignos que tuvimos de local".

En cuanto a lo positivo de la tarde soleada en el Coloso, el DT leproso indicó: "Realzo la valoración sobre el triunfo, el hecho de estar ahí arriba y la fortaleza que tenemos de local. Lo pudimos abrir y lo pudimos cerrar con el penal de Nacho".

"El equipo defiende bien y tiene una localía fuerte. Había que hacer valer el punto de Patronato", añadió.

En cuanto a los cambios que realizó durante el cotejo, manifestó que "quisimos cerrar el partido quitando gente que estaba cansada y poniendo piernas más descansadas". Y además elogió el gran gesto técnico de Maxi Rodríguez en el único gol de la tarde: "Fue una definición como nos tiene acostumbrados".

Por su parte, Osella reconoció que "después del penal (que falló Nacho Scocco) se partió el partido, con pelotas largas al área nuestra y con gente de altura que tiene Rafaela".

Además, concluyó que en cuanto al juego "no se vio una versión similar" a otros partidos disputados en el Coloso Marcelo Bielsa.

Piedrazos y balas de goma en la previa del partido

Un grupo de hinchas rojinegros protagonizó hechos violentos en la previa del partido de ayer en el Coloso. El saldo fue una persona detenida por romper el parabrisas de un patrullero y una oficial de infantería herida por un piedrazo que le impactó en el hombro.

Alrededor de las 13.30 hubo un altercado entre facciones de la barra rojinegra frente a la puerta 4. Luego un grupo de hinchas arremetió contra la caballería y enseguida se sumó para reforzar la seguridad el cuerpo de infantería.

Ahí comenzó un enfrentamiento entre los hinchas y la policía. Los inadaptados se replegaron a la esquina de Ovidio Lagos y Godoy y rompieron las veredas para hacerse de proyectiles, que arrojaron contra los uniformados. Estos respondieron con balas de goma para dispersarlos.

El saldo de la trifulca fue un detenido por romper un parabrisas de un patrullero. Mientras que de parte de las fuerzas de seguridad una oficial de infantería recibió el impacto de un proyectil, aunque no le generó ninguna lesión de gravedad.

Por su parte, sin ninguna relación con el hecho de violencia, un hincha sufrió un paro cardiorrespiratorio y fue trasladado al Heca.

Mientras que en la cabecera del Palomar hubo un incidente entre hinchas por una bandera que estaba colgada en el tejido que terminó en golpes de puño y una persona lesionada.

Los hechos se produjeron en la previa del partido y luego tanto en el desarrollo del juego como en la desconcentración de la cancha, al menos según informaron los encargados de seguridad, no hubo otros incidentes.

Comentarios