Ovación
Lunes 30 de Enero de 2017

Una final apoteótica

Federer y Nadal brindaron una verdadera lección de tenis en el primer Grand Slam del año

Federer y Nadal brindaron una verdadera lección de tenis en el primer Grand Slam del año

El suizo Roger Federer alcanzó ayer su 18º título de Grand Slam al vencer al español Rafael Nadal por 6/4, 3/6, 6/1, 3/6, y 6/3, en una memorable final del abierto de Australia que confirmó la vigencia de los dos colosos del tenis mundial.

Los asistentes al estadio Rod Laver de Melbourne Park vibraron con una batalla de más de tres horas y media que mantuvo hasta el final el suspenso del desenlace y se definió con un punto que requirió revisión mediante el "ojo de halcón".

Federer, de regreso al circuito en este torneo tras seis meses de inactividad, levantó una desventaja de 1-3 en el quinto set, recuperó el quiebre en el sexto game (3-3) y consiguió en el octavo (5-3) el margen necesario para alimentar la leyenda.

Luego de superar la inactividad más larga de su carrera por una lesión de rodilla, el ex número uno del mundo maravilló con su regreso y dejó por el camino a cuatro "top ten" (el checo Tomas Berdych, el japonés Kei Nishikori, su compatriota Stanislas Wawrinka y el español Rafael Nadal) para confirmar que este año lo tendrá nuevamente como uno de los grandes protagonistas del circuito.

La misma conclusión entregó Nadal pese a la derrota. El español, verdugo del francés Gael Monfils, el canadiense Milos Raonic y el búlgaro Grigor Dimitrov, entre otros, comenzó el año con grandes aspiraciones después de bajar la persiana de la temporada 2016 en octubre, con muy poca actividad tras los Juegos Olímpicos que se disputaron en Río de Janeiro, Brasil.

"Sé que en el tenis no hay empates, pero si los hubiese sería un honor compartir el trofeo contigo, Rafa. Tú también merecías ser campeón de este torneo", reconoció Federer durante la ceremonia de premiación.

"Ninguno de los dos pensábamos que podíamos llegar a esta final, pero estamos aquí después de tantos meses. Yo también trabajé muy duro para ganarle a jugadores como él. Sigue jugando Rafa, sigue haciendo todo lo que haces. El tenis te necesita", elogió el suizo.

En sintonía, Nadal mostró una grandeza similar a la de su rival: "Roger merecía un poquito más que yo este título. Felicidades a él y a todo su equipo, es increíble cómo está jugando después de tanto tiempo sin competir. Es muy, muy difícil".

"En lo personal, lo seguiré intentando, estoy de vuelta en un gran nivel y espero poder competir el resto de la temporada. Es la tercera vez que tengo este plato (de subcampeón). Es bonito, pero es mucho mejor el trofeo. Espero volver aquí muchos años más", se despidió Nadal.

Comentarios