Ovación
Lunes 09 de Octubre de 2017

Una fiesta monumental en Rosario

La actividad frente al propileo convocó a muchos ciudadanos el fin de semana.

El viernes fue un día de actividad febril en el Monumento Nacional a la Bandera. Se estaba montando un escenario, inédito para los más desprevenidos transeúntes, que eran mayoría de los que pasaban por el lugar. Delante del propileo, dos enormes blancos. A buena distancia de ellos, junto a las escaleras laterales, una estructura donde se instalarían todos los elementos de última tecnología para controlar lo que harían los arqueros, que tensarían sus arcos parados delante de ellos para buscar la mejor calificación. Y en uno de los costados, sobre la vereda de calle Córdoba, dos tribunas tubulares de plateas muy cuidadas que durante sábado y domingo siempre estuvieron colmadas, de rosarinos y extranjeros que acompañaron a los deportistas, de sorprendidos y expertos. El Mundial juvenil de tiro con arco pasó por Rosario y dejó una gran experiencia para repetir.
El Mundial se disputó hasta el viernes en el Jockey Club y las finales en el Monumento. Más de 500 arqueros de 66 países estuvieron en la ciudad y no pasaron desapercibidos. Los campeones por categoría fueron: Lucy Mason (Ing., compuesto cadete fem.); Bryan A. Fernández (P. Rico, comp. cadete masc.); Alexis Ruiz (EEUU, comp. junior fem.); Jesse Clayton (EEUU, comp. junior masc.); Sohui Park (Corea, recurvo cad. fem.); Tang Chih-Chun (Taipei, recurvo cad. masc.); Kim Kyoungeun (Corea, recurvo junior fem,) y Han Jaeyeop (Corea, recurvo junior masc.). Y por equipos: Italia (recurvo junior femenino), Corea (recurvo junior masculino), India (recurvo junior mixto), Japón (recurvo cadete femenino), Estados Unidos (recurvo cadete masculino) y Corea (recurvo cadete mixto).

Comentarios