Central
Jueves 10 de Agosto de 2017

Un payador canalla recargado que volvió con gol tras el parate

Marco Ruben regresó en muy buena sintonía y con un gol. Hasta Montero se sorprendió por el nivel del delantero ante Sarmiento

No le hizo falta improvisar ningún verso para destacarse. El "Payador" Marco Ruben volvió a los escenarios recargado. Entró y comenzó a moverse en el mar de las profundidades del área rival con soltura, determinación y contundencia. Merodeaba cada metro con el apetito voraz por el gol que tiene en su ADN futbolero. El capitán de Central regresó ayer al campo que más le gusta luego de casi dos meses. Y lo hizo on fire.
   Actuó 35 minutos en el amistoso triunfal por 3 a 1 contra Sarmiento (ver aparte). Demostró estar fino desde lo físico y punzante desde lo técnico. Incluso el propio Paolo Montero confesó que el rendimiento del delantero lo sorprendió. El actual referente auriazul marcó el 2 a 1 con un potente remate y mandó además un mensaje esperanzador al pueblo canalla, al afirmar: "Tenemos un gran equipo".
   Ruben está otra vez en el ruedo. Atrás quedaron los días de incertidumbre e impotencia. El goleador debió pasar el pasado jueves 15 de junio por el quirófano, donde se realizó con éxito la resección de exostosis en el hueso calcáneo izquierdo.
   Y ayer volvió con todo luego de un período constante de rehabilitación, que contó con la particularidad que cuando se fue de vacaciones se llevó un kinesiólogo para cumplir con el cronograma diario de recuperación.
   Los resultados de la constancia y dedicación profesional quedaron a la vista en el ensayo contra Sarmiento. Porque entró por el Chaqueño Herrera cuando arrancó el segundo tiempo (hubo dos períodos de 35' cada uno) y pisó el acelerador en pos de dejar cuanto antes su sello en la red juninense.
   Cuatro minutos después ya estaba en su salsa. Mostró su potencia por derecha y sacó un latigazo cruzado para castigar al Kiwi sin piedad. Pegó un grito seco de gol espontáneo y todos sus compañeros corrieron a saludarlo. A felicitarlo.
   "La sensación es muy buena, pero desde hace rato. Después del décimo día de la operación ya nunca más sentí dolor en la pierna. Realmente hoy (ayer) lo sentí perfecto y viene muy bien todo. Pude hacer 35 minutos y realmente me sentí muy bien. De acá en adelante espero lo mejor", apuntó Ruben en contacto con los medios.
   Y además acotó: "Vengo bien desde hace unos días, pese a que no había hecho fútbol. Lo bueno es que aún falta bastante para que empiece el torneo". También del equipo remarcó con una leve sonrisa: "Nos falta un central más por lo menos. Con uno bueno vamos a estar completos, pero sin dudas tenemos un gran equipo".
   En cancha, Marco no anduvo esquivándole al roce. No escondió ese operado pie izquierdo en ningún momento. Todo lo contrario. Lo exigió sin temor y como evaluándolo. Tampoco ahorró energía. Corrió, picó y rotó por el frente de ataque junto a Zampedri con la misión de mostrarse a sí mismo que está íntegro.
   Incluso hasta el propio Paolo Montero argumentó estar asombrado con el rendimiento de su capitán. "La verdad es que me sorprendió. No pensé que estuviera tan bien desde lo físico. Me dejó duro", respondió con la frontalidad que caracteriza el entrenador uruguayo al ser consultado sobre el nivel que exhibió el delantero.
   Un Ruben que está de vuelta. Y que incluso pidió pista para poder sumar más minutos el próximo sábado a la mañana ante Talleres en el country. Central recuperó a su arma letal. A su capitán. A su referente. El "Payador" del gol canalla regresó al escenario con todo.

Comentarios