Ovación
Viernes 10 de Junio de 2016

Un partido para recrearse

Messi jugaría pero arrancaría desde el banco. Igual la Argentina no debería tener problemas para ganar y asegurarse el pase.

En la primera respuesta de la conferencia, Martino dijo lo que todos querían escuchar. "Messi va a jugar", confirmó muy suelto de lengua. Pareció raro que de entrada despejara la duda capital que todos pensaron que iba a mantener, copiando el mecanismo que utilizó en la previa de jugar contra Chile.

Eso sí, lo que no especificó Martino es si Leo estará desde el arranque o entre los suplentes esta tarde contra Panamá, a las 22.30 (hora argentina), en el Soldier Field de Chicago. Después en la práctica de la tarde reveló con hechos cuál había sido el espíritu de la contestación de la mañana y el verdadero pensamiento que ronda por su cabeza sobre la presencia del Diez. Como Messi no participó de la última sesión táctica junto a los titulares, está todo dado para que sume los primeros minutos en la Copa, pero que arranque entre los suplentes.

De cualquier manera, que esté o no Messi de entrada, no pone en riesgo la certeza sobre que Argentina tiene muchas chances de ganar caminando el partido. Hasta el DT de la selección, de algún modo, se hizo cargo de esta situación cuando el enviado de Ovación le preguntó si el encuentro contra el equipo del Bolillo Gómez podía tenderle alguna trampa. El Tata, lejos de apelar a lo obvio, contempló la chance jugando con que si pasaba algo fuera de lo altamente previsible, él tenía que concurrir a la conferencia de hoy preparado para someterse al "juicio final".

Sin Messi desde el vamos, el partido puede tener algún atractivo para Panamá, que a lo sumo le hará algo de fuerza en el primer tiempo. Pero todo está encaminado para que el misterio del resultado se conozca lo antes posible. Es más, ante el primer descuido panameño, el equipo del Tata debería estar goleando o ganando por un marcador que le permita recrearse.

Argentina tiene por delante esa clase de partidos en los que hay que mensurar la victoria por los goles que le va a convertir al rival. Sólo un equipo precario como Bolivia puede perder en el debut contra Panamá. Y esto está escrito con todo el respeto que se merece un DT como el Bolillo.

Pero las distancias que hay entre una y la otra selección son siderales. A no ser que Argentina se deslice por el tobogán de la subestimación, no hay manera de que no sume la segunda victoria consecutiva y casi se asegure ganar el grupo D.

Imaginar el partido es tan sencillo como saber el resultado. Habrá un equipo que vivirá cerca del arquero Penedo y otro que buscará zarandearlo para desvestirlo en un santiamén. Es que lo mejor que puede hacer Argentina es resolver todo muy rápido así Martino introduce variantes, le da minutos de fútbol a Messi y hace descansar a algunos jugadores.

El camino de tierra fértil que necesita Leo para empezar a tener minutos en cancha, más allá de las prácticas de fútbol o reducidos que lleva acumuladas. De esta manera, lo que hace Martino es cuidarlo porque viene de la lesión en la espalda y las costillas, y también evita algún roce fuera de lo normal de los panameños como podría haber pasado con más asiduidad si arranca de titular. Todavía, se cree, que hay mucha Copa América 2016 por delante para Argentina.

Es verdad que Panamá mostró contra Bolivia un ánimo de querer salir del agujero y la postración futbolística a la que siempre estuvo acostumbrado. Igual, no hay ningún motivo valedero para creer que hoy puede ser el día en que venza el ánimo derrotista que siempre tuvo cuando enfrentó a selecciones como Argentina.

En realidad, no hay mucho más para desmenuzar en la previa de un partido que ya se sabe cómo a salir. Lo sí merece ponerse en contexto es la vuelta de Messi. Arrancaría desde el banco. Pero ya de por sí que esté Leo adentro de la cancha es la noticia que más esperaba el hincha. Porque de la victoria contra Panamá no hay uno que tenga dudas.

Comentarios

Últimas Noticias