Ovación
Martes 04 de Julio de 2017

Un partido caliente en Asunción

En el equipo de Gallardo debutan Pinola y Scocco. Guaraní no tendrá a su goleador.

En las calientes tierras asunceñas, más por el escándalo del doping que por temperatura, y con los "rosarinos" Pinola y Scocco desde el arranque, River abre la serie de octavos de final de la Libertadores ante Guaraní en el partido de ida.

Con declaraciones cruzadas para todos los gustos tras la ampliación del cupo de incorporaciones que pidió River por el doping positivo de Mayada y Martínez Quarta, que la Conmebol concedió, se jugará un partido de fútbol.

Entonces la crudeza del titular de Guaraní y de su entrenador, el argentino Daniel Garnero, o los exabruptos del ex arquero José Luis Chilavert. Y las respuestas del DT millonario Marcelo Gallardo o la virulencia del presidente, Rodolfo D'Onofrio (ver aparte), contribuirán a que la pelota ruede frenética esta noche en el mítico Defensores del Chaco.

Por el lado argentino, el Muñeco debió echar mano a dos de sus rutilantes refuerzos recién contratados y Javier Pinola ocupará el lugar de Martínez Quarta y Nacho Scocco el de Sebastián Driussi, transferido en una cifra millonaria a Zenit de Rusia. Pero el DT Gallardo tampoco contará con el zaguero central Jonatan Maidana, lesionado, y Luciano Lollo será su reemplazante.

De modo que River presentará tres cambios respecto del equipo que "salía de memoria".

Por su parte, Guaraní, que viene de salir subcampeón del torneo Apertura, sufrirá la baja de su goleador Néstor Camacho (se fue a Olimpia), quien anotó diez tantos en el certamen local. Epifanio García, con tres gritos en la Libertadores, lo reemplazará. García formará dupla ofensiva con Antonio Marín, apoyados por Novick, Palau y Rodrigo Bogarín.

Guaraní, segundo del grupo 8 con 11 puntos, tratará de tomarse revancha en 2015, cuando River, a la postre campeón del torneo, lo eliminó en semifinales.

Comentarios