Central
Miércoles 02 de Agosto de 2017

Un fixture no oficial con dimes y diretes por los clásicos sin revancha

El calendario "filtrado" ya tiene polémicas por los derbis y las comparaciones.

No está oficializado pero el fixture que se filtró en los medios periodísticos el lunes es hasta ahora el que se implementará para el estreno de la superliga, el primer torneo bajo el nuevo estatuto, el primero en el que habrá que pagar para ver fútbol después de años de gratuidad. Claro que hay pendientes algunas cuestiones y ya surgieron polémicas, por lo que no sería de extrañar, como esto es fútbol argentino, que alguna variante aparezca. Por ejemplo, es extraño que el nuevo campeonato se juegue con sólo un clásico, sin revancha, que beneficia económicamente al equipo local y también supone una ventaja deportiva que a veces no es tal. También ya aparecieron las comparaciones y si bien entre Central y Newell's no hay mucha diferencia entre distancias recorridas en el año calendario (en realidad serán apenas 8 meses y medio de competencia, con uno y medio de vacaciones en el medio), sí la hay, y bien marcada, entre River y Boca.

Puertas adentro de los clubes, en especial los rosarinos, saben que el fixture difundido es el que se tiene previsto aplicar pero en off no hay argumentos para entender por qué habrá un sólo clásico, que en el caso local sería por la 10ª fecha en el Coloso del Parque.

Una explicación que dio vueltas es que Fox y Turner, las empresas encargadas de transmitir el fútbol argentino a partir de que el gobierno de Macri le dio de baja a Fútbol para Todos, se oponían a una fecha entera de clásicos porque no era rentable, un argumento difícil de entender en vistas de que si hay una jornada que sobresalió de los últimos torneos fue precisamente la de los clásicos.

Otra un poco más creíble es que los equipos "grandes" no quieren jugar dos partidos de la adrenalina de un clásico mientras a otros más chicos les arman uno, en vistas de que no tienen equivalencia en primera, como los casos de Vélez, los recientes ascendidos Argentinos o Chacarita, Olimpo, Atlético Tucumán o Tigre por ejemplo.

Tampoco, más allá del fin de semana electoral de octubre, de los dos fines de semana de eliminatorias (y uno más posible de repechaje) y de que la temporada debe terminar a principios de mayo por el Mundial, no se trata de falta de fechas porque entresemana se puede jugar sin problemas y porque son muy pocos 27 partidos para un campeonato anual.

Si se ratifica este esquema, Central estará casi 2 años sin recibir a Newell's, ya que jugaron por última vez el 23 de octubre de 2016 y no es seguro cómo se disputará la temporada 2018/19, si habrá uno o dos clásicos y si será sorteado o no. Aunque también es cierto que desde 2013 para acá se jugaron 5 veces en Arroyito y 4 en el Parque.

Y otro dato llamativo: Newell's seguirá sin recibir a Boca, al que visitó siempre desde que se discontinuaron los torneos cortos por temporada. Desde el 9 de febrero de 2014, por el Torneo Final, que no juegan en el Parque.

Claro que Boca tiene otras ventajas. Sólo saldrá de Buenos Aires para ir dos veces a Santa Fe, una a Paraná y una al Gigante, para unos 3.700 kilómetros, 6 mil menos que River. En eso, Central y Newell's están bastante parecidos.

Comentarios