Ovación
Miércoles 21 de Junio de 2017

Un final con tarjeta roja

El colombiano fue expulsado en lo que sería el último partido en Arroyito.

Una mano infantil le valió la primera amarilla. Una sensación de falta, la segunda al toque y la expulsión. A primera vista, pareció que mereció ambos. La repetición de la TV dirá que ni siquiera tocó al jugador de Talleres. Discusiones al margen, con la tarjeta roja pareció consumarse el último partido de Teófilo Gutiérrez en Central. La gran estrella que revolucionó el mercado de hace un año se fue con aplausos del público pero sin el clamor popular que su figura hubiera imaginado. Habrá conversaciones para ver si puede continuar. Todo parece indicar que se despidió de Central.

Anoche, con ese penal al final del primer tiempo, pateado a la derecha de Herrera, marcó su 5º y acaso último gol con la camiseta canalla. Fue su principal aparición en el partido y la última de importancia. Tal como adelantó Ovación esta semana, todo indica que Teófilo Gutiérrez no continuará en Central y se irá a Junior de Barranquilla, club al que está unido sentimentalmente. Igual aún no está dicha la última palabra, porque mañana habrá una reunión decisiva y definitoria entre la dirigencia canalla y el atacante de la selección colombiana.

El atacante de extraordinaria jerarquía que llegó a Centra hace un año, a préstamo desde el Sporting de Lisboa como el mejor refuerzo del fútbol argentino de la mano del Chacho Coudet, no logró hacer pesar su talento y recién en este semestre con el desembarco de Paolo Montero se vieron destellos de su capacidad asistidora y goleadora. En Central no logró plasmar todo su potencial y se quedó a mitad de camino, más allá de haber tenido inconvenientes en la intimidad del vestuario con algunos referentes, saldados en tregua para cuidar la armonía del plantel.

Comentarios