Ovación
Jueves 27 de Abril de 2017

Trans: más cerca de jugar

La Confederación Argentina flexibilizó medidas para que jueguen en categoría femenina pero hay críticas.

La Confederación Argentina de Hockey (CAH) les envió a los presidentes de las asociaciones afiliadas la circular en la que comunica una modificación en su postura acerca del "cambio de género". Dice el texto que "aquellas personas que cambien de sexo masculino a femenino son elegibles para competir en la categoría femenina", pero -y a partir de aquí se plantean las críticas de funcionarios y activistas en diversidad sexual- deben cumplir algunas condiciones.

La CAH intentó dar respuestas a varios casos de mujeres trans a las que se les dificultaba o impedía jugar bajo el argumento de que "en el fondo" son varones. Un caso paradigmático fue el de Jessica Millamán, quien denunció en septiembre del año pasado que no le permitían jugar hockey femenino en el club Germinal de Rawson, en Chubut. No obstante, logró que el juez Martín Alesi ordenara el fichaje de la jugadora.

La Confederación, afiliada a la Federación Internacional de Hóckey (FIH), salió al cruce de la problemática con la circular N° 33-2017 titulada "Cambio de género" donde plantea "que el atleta que haya declarado que su identidad de género es el femenino" no puede modificar esa declaración "con fines deportivos por un lapso mínimo de 4 años".Y, continúa, "debe demostrar que su nivel de testosterona total en suero está por debajo de los 10 nmol/L durante al menos 12 meses antes de su primera competencia (con el requisito de que por un período más prolongado se basaría en una evaluación de cada caso particular , considerando si 12 meses es o no un lapso suficiente para minimizar cualquier ventaja en una competencia femenina)". Lo que implica que la jugadora debe hacerse una hormonoterapia, que será "monitorizada mediante pruebas", según se expresa en el documento.

La CAH aclara que adopta así los lineamientos elaborados en la Reunión de Consenso del Comité Olímpico Internacional (COI) sobre cambio de sexo e hiperandrogenismo (acción biológica de los andrógeno está aumentada causando excesivo bello, entre otras afecciones) de 2015, que se tuvieron en cuenta en la carta olímpica.

La crítica. El subsecretario de Politica de Diversidad Sexual de la provincia, Esteban Paulón, aplaudió "a medias" la decisión de la CAH.

"Por un lado es un avance pero no puede una confederación nacional de hockey pasar por sobre las leyes nacionales de Diversidad de Género (26743) y de Salud Mental (26657) vigentes. Según la primera, las personas tienen el género que expresan de acuerdo a lo que perciben, no se les puede pedir que lo prueben y no se les puede diagnosticar nada a nadie de acuerdo a su orientación: no pueden pedirle un dosaje hormonal para determinar si puede competir o no".

En este sentido, Paulón destacó que la iniciativa suma a la discusión, pero así tal cual está escrita es "arbitraria y discriminatoria".

Para él está bien que se habilite a las mujeres trans a participar en todos los torneos y todas las categorías del hockey femenino argentino, pero le parece "degradante" que tengan que "seguir comprobando el género que se siente y se expresa".

Según Paulón, el equipo jurídico y la secretaría de Deportes de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) está preparando su descargo para presentar a la CAH.

La discusión cerrará la puerta que ya se le abrió a Millamán. La FALGBT invitó a la jugadora chubutense a participar de los Juegos Mundiales de LGBT, que se realizarán a partir del 26 de mayo y hasta el 4 de junio en Miami (Estados Unidos). La lucha continúa.

Comentarios