Ovación
Martes 24 de Enero de 2017

Tinelli avanza un casillero

Con la irrupción de nuevo de Armando Pérez, la AFA no parece estar tan acéfala como parecía. Ahora, nada de eso tiene que ver con la personalidad del titular de la comisión interventora, sino porque apareció de nuevo como lo que es: el nexo principal hoy con el gobierno nacional.

Con la irrupción de nuevo de Armando Pérez, la AFA no parece estar tan acéfala como parecía. Ahora, nada de eso tiene que ver con la personalidad del titular de la comisión interventora, sino porque apareció de nuevo como lo que es: el nexo principal hoy con el gobierno nacional. Por eso, después de mucho tiempo se habló de plata, de la posibilidad de que al fin aparezca y, si eso ocurre, en los próximos días se realinearán los planetas, se redefinirá el mapa del poder y empezará a verse quién queda mejor posicionado después de semejante disputa. Por lo pronto, el que sumó muchos porotos ayer fue Marcelo Tinelli. El conductor televisivo se puso a la cabeza de la primera división y si con su gestión el dinero es repartido, no solo para los clubes de primera, sino para los del ascenso que hoy están más en la lona que nunca, puede inclinar la balanza a su favor y recuperar los adeptos que en lo que va de enero se llevó Claudio "Chiqui" Tapia.

Por primera vez ayer Pérez habló de plata y la mayoría de la primera división le dio el poder para negociar la rescisión de Fútbol para Todos, con números ya puestos sobre la mesa. Y los clubes fueron porque Tinelli los organizó. No por nada, los grandes ausentes ayer fueron Angelici y Moyano, que avisados de la movida del conductor de TV se mostraron (sobre todo el presidente de Boca) abiertamente con Chiqui Tapia. El presidente de Barracas Central logró en este último tiempo lo que no había podido antes de las famosas elecciones del 38-38: unificar a todo el ascenso, que se convocó y determinó el llamado a asamblea extraordinaria para el 15 de febrero, con el fin de elegir nuevo presidente. Inclusive, con el apoyo de clubes de primera como Newell's y Central. Pero, como se dijo en estas páginas en ediciones anteriores, una cosa era que canallas y leprosos coincidieran en la necesidad de legitimar la AFA y otra apoyar la candidatura de un dirigente del ascenso. Ayer lo dejaron claro.

Mientras la primera se reunía con Pérez, Tapia definía con la 1ª B el paro de la categoría. La plata seguramente empezará a aflojar las tensiones, algunos saltarán el redil pero además de lo económico habrá otro tema fundamental a discutir en los próximos días: el nuevo estatuto de la Fifa para la AFA. El borrador empezará a discutirse y en él la asamblea de 75 sería reemplazado por un congreso de 40 y pico, en donde tendrá mayoría la primera, invirtiendo el mapa establecido con el estatuto actual.

La guerra sigue abierta y continuará. Por lo pronto, Tinelli ayer avanzó un casillero.

Comentarios