Ovación
Viernes 19 de Agosto de 2016

Teo, en azul y amarillo

El colombiano hizo fútbol en su primer entrenamiento junto a sus compañeros, después de sortear la revisión médica en horas de la mañana.

Después de lo que fue la presentación con bombos y platillos y en la que el propio Teófilo Gutiérrez se animó a soñar en público y puso la vara lo más alto que se puede ("Vengo para ser campeón", "Estoy seguro que vamos a dar la vuelta", fueron algunas de las frases que tiró), el delantero colombiano comenzó a desandar ayer el camino como jugador de Rosario Central. Revisión médica por la mañana y primer entrenamiento en horas de la tarde, en Arroyo Seco, donde se encontró con sus nuevos compañeros y, por supuesto, con Eduardo Coudet, con quien ya había mantenido una charla el miércoles, antes de ser presentado en sociedad. ¿De ahora en más, qué? Demostrarle al cuerpo técnico que está en óptimas condiciones futbolísticas y acoplarse lo más rápido posible al estilo de juego de un equipo que el próximo sábado 27 hará su debut en el torneo, en el Gigante, frente a Defensa y Justicia. Y el paso que dio ayer no fue menor por cierto. En su primera práctica ya hizo fútbol. Para el equipo alternativo, pero fútbol al fin, lo que es una muy buena noticia para el técnico.

El miércoles había finalizado para Teo con una comida con su entorno y gente del club. Ya con la rúbrica del contrato (préstamo por un año), paso que había cumplido antes de ser presentado, al colombiano le quedaba por delante la revisión médica, con la que cumplió en la mañana de ayer y que llevó alrededor de tres horas.

Por supuesto lo más jugoso de su día fue lo que ocurrió por la tarde, cuando Coudet y sus colaboradores, al verlo en buena forma, decidieron mandarlo a la cancha. Formó parte de la práctica de fútbol que hicieron titulares contra suplentes, en la que el atacante cafetero conformó la dupla de ataque del equipo alternativo junto a César Delgado. Lo que trascendió (el entrenamiento fue a puertas cerradas) es que se lo vio en ritmo. Tampoco se lo quiso exigir, pero la respuesta que entregó fue tomada como satisfactoria.

¿Antes de eso? Más temprano, a las 10, lo esperaban en el sanatorio de calle Oroño. Allí llegó unos minutos después, acompañado del dirigente Eduardo Bossio, quien lo había pasado a buscar por el hotel en el que se había quedado hospedado. A los hinchas canallas que deambulaban por la zona no hizo falta que les dijeran de quién se trataba. Apenas lo divisaron, más de un simpatizante se acercó al delantero para sacarse una foto. No rechazó ningún pedido, ni de fotos ni de autógrafos. Se mostró siempre amable y predispuesto. En la mayoría de los casos sin emitir palabras, pero siempre con mucho respeto.

Primero fue el turno de los análisis de laboratorio, para después sí cumplir con el resto de los exámenes médicos, que tienen más que ver con las imágenes y cuestiones físicas. Fueron prácticamente tres horas las que estuvo Teo bajo el control del departamento médico canalla. De allí, almuerzo y cerca de las 15 el viaje hacia Arroyo Seco para desempeñarse ya en lo que mejor maneja: el fútbol.

Las conclusiones que haya sacado Coudet sobre el entrenamiento y las que pueda obtener tras la práctica de hoy le servirán al DT para saber si podrá contar con Teo mañana en el amistoso ante Colón (en Arroyo Seco y a puertas cerradas, incluso para la prensa). Es que este ensayo sí será la previa del debut en el torneo, contra Defensa y Justicia, donde se supone que el colombiano será el acompañante de Marco Ruben en la delantera.

También están los contratiempos que la contratación de Teo Gutiérrez traerá aparejados. Es que el nivel del delantero hoy es de selección y en caso de que José Pekerman lo convoque para la serie de partidos por las eliminatorias sudamericanas (el DT argentino entregaría hoy la lista), Teo se perderá el encuentro por Copa Argentina, contra Atlético de Rafaela. Ese choque está previsto para el 31 de este mes, un día antes del enfrentamiento entre Colombia y Venezuela. El 6 de septiembre será contra Brasil (de visitante), por lo que tendría tiempo de llegar para la segunda fecha, en cancha de Vélez.

Claro que para eso habrá algún tiempo de análisis por parte del cuerpo técnico canalla. De igual forma la dirigencia ya tomó nota de esto que se puede dar en los próximos días, por lo que están analizando que, en caso de sortear a Atlético de Rafaela, las fechas de la Copa Argentina deberán ser consensuadas para no correr riesgos con futuras convocatorias del colombiano.

Por lo pronto, en Central lo que hoy se advierte es que Teo Gutiérrez haya cumplido con algunos de los trámites de rutina, pero que, fundamentalmente, se haya puesto a la orden de Coudet. Así, lo que vendrá será rodaje en entrenamientos para después sí comenzar a transitar el camino de la competencia oficial, al que todos le están apuntando.

Comentarios

Últimas Noticias