Ovación
Jueves 07 de Septiembre de 2017

Suspensión y multa en el abierto de EEUU por insulto machista

El tenista italiano Fabio Fognini quedó afuera del abierto de Estados Unidos tras un lamentable insulto machista contra una jueza de silla.

"Bueno, el tipo es calentón", comentaron algunos. "No son más que malas palabras", opinaron otros. Pero no consideraron lo mismo los integrantes del Consejo de Grand Slam, quienes resolvieron suspender al tenista italiano número 26 del mundo Fabio Fognini por insultar a una jueza de silla durante su último partido en el abierto de Estados Unidos. "Troia bocchinara" (puta chupa pija), le dijo a la mujer, una agresión lamentable, sexista y naturalizada en todo ámbito pero que esta vez fue evaluada como "conducta antideportiva" y será penada por su "agravante machista".

A Fognini no sólo se lo suspendió del torneo, también se le aplicó una multa de 24 mil dólares. Pero como la sanción es provisoria y quedó pendiente de una revisión posterior no se descarta que el jugador quede afuera de los tres próximos Gran Slam, la Copa Davis y los Juegos Olímpicos.

Su caso no es el primero. Hay más antecedentes de los tenistas europeos. En el abierto de Estados Unidos de 2008, David Ferrer en soliloquio le dijo a la jueza de línea: "Es normal, tú eres una chica. Las chicas no pueden hacer nada, nada". Y en mayo pasado el tenista francés Maxime Hamou también fue expulsado de Roland Garros tras considerarse que tuvo un comportamiento "acosador" en vivo con la periodista Maly Thomas (ver aparte). También en este último caso se dividieron las aguas, sobre todo en la platea masculina. Muchos entendieron que "se extralimitó" e hizo una "broma de mal gusto". Pero la evaluación de un típico caso de abuso y violencia de género fue la que primó.

El caso del insulto de Fognini fue televisado y visto por millones de personas en el partido que jugó contra Stefano Travaglia (144 del mundo) y que perdió en cuatro set (6/4, 7/6, 3/6, 6/0), aunque al resultado del encuentro pocos lo recordarán y a esta altura es lo que menos importa. El italiano hacía tiempo que se había ganado el mote de "irascible". En 2015 le había estampado a Rafael Nadal un "no me rompas los huevos", pero salió indemne y seguía en carrera. Hasta que llegó el cruce con Travaglia, donde jugando mal se sintió arrinconado y protestó una decisión de la jueza. No se refirió a su mal arbitraje, lo que ya hubiera sido serio, la insultó desde su violenta postura machista.

Horas más tarde el jugador se disculpó por su comportamiento desde su cuenta de Twitter. "Quería, primero que todo, pedir perdón a los aficionados y a la jueza por lo que ha sucedido. Ha sido simplemente una jornada muy negativa, pero eso no disculpa mi comportamiento", dijo en un comunicado. De todos modos fue suspendido, también de los dobles, donde sí se había clasificado para la tercera ronda junto con Simone Boletti.


Murray dignifica

Andy Murray da lección de igualdad de género a los periodistas. En el abierto de Australia en julio corrigió a uno, que no tenía en cuenta a Venus y Serena Williams cuando hablaba de los logros de los tenistas de EEUU. El año pasado en Río, tras colgarse el oro olímpico, también corrigió a un cronista que lo felicitaba por ser el primero en ganar dos oros seguidos. El aclaró: "Venus y Serena tienen 4 cada una".

Comentarios