Entrevista | Eduardo Bermúdez
Miércoles 26 de Abril de 2017

"Soñar no cuesta nada, pero no puedo prometer el campeonato"

El presidente leproso habló de todo con Ovación. Las dificultades económicas, lo que prometió en la campaña y además puso el foco en el presente y el futuro del equipo. Adelantó que quiere que Osella sea el técnico "hasta 2020".

Newell's es un solo club, pero en este presente tiene dos caras muy diferentes. Desde lo futbolístico está realizando un torneo extraordinario y marcha segundo, a apenas tres unidades del líder Boca, al que además tiene que visitar en la Bombonera. Claro que la pata flaca está en las arcas de la tesorería, ya que el dinero escasea y los dirigentes deben hacer malabares todos los meses para abonar sueldos y deudas. Incluso los propios jugadores pusieron de manifiesto el atraso salarial general que hay en el club entrenando con su propia ropa. Igual todo indica que hoy puede haber novedades positivas en cuanto a los pagos. En este contexto, el presidente rojinegro Eduardo Bermúdez ayer habló de todo con Ovación y analizó la realidad de la entidad. Claro que reconoció: "Estamos trabajando muy fuerte para revertir el serio problema financiero que atravesamos y que el socio se quede tranquilo que vamos a salir adelante". Pero también habló de fútbol y expresó que "la campaña es excepcional. Mi sueño es que Osella termine con la gestión nuestra en 2020 siendo el técnico de Newell's". Además, sobre la chance real que tiene la Lepra de ser campeón fue mesurado. "Soñar no cuesta nada, pero no puedo prometer el campeonato. Ahora no tenemos que enloquecernos. Al equipo lo veo muy bien, ordenado y equilibrado en todas sus líneas, con jugadores muy profesionales. Y un cuerpo técnico bárbaro. Yo soñé con estabilizar a Newell's porque estaba muy preocupado con el descenso, me jugué la cabeza y lo hicimos sin plata. Pero campeón sale uno solo".

Bermúdez habló ayer con este diario utilizando su habitual espontaneidad. Sabe que los últimos días en el Parque no fueron sencillos, pero es muy optimista con lo que viene. "El plantel está trabajando muy bien. Me duele que en Buenos Aires se hable solamente de algunos problemas institucionales cuando tendrían que estar hablando del equipo y del trabajo que se realizó. Estoy muy contento, muy conforme, porque todo lo que se prometió en la campaña se está cumpliendo, como la continuidad de Osella, tener un equipo de 80 por ciento de experiencia, con dos por puesto y con la pretemporada de jerarquía que hicimos. Que los jugadores cuenten con nosotros que estamos al lado de ellos. Saben que estamos luchando con un serio problema financiero, que vamos a sacar adelante. Como será que estamos luchando que pagamos una cuota de 11 millones de pesos de la deuda de López. Estamos muy contentos con los jugadores. Pero repito, me duele que en Buenos Aires se hable de Boca, River, Racing y no hablen de Newell's, que es la sorpresa", se explayó Bermúdez.

Desde lo futbolístico, ¿qué podés decir de lo que están haciendo estos jugadores de Newell's junto con Diego Osella?

La campaña es excepcional. Yo no tenía ninguna duda. Antes de las elecciones lo dije. No tenía ninguna duda de que los refuerzos estaban acá en Rosario. Que eran Formica, Scocco y Maxi. Que había que armarles un equipo atrás para que ellos se puedan destacar. Lo dijimos en la previa de la campaña y lo hicimos. Además la gente tiene que tener en cuenta que en el banco están Formiliano, Prediger, Figueroa, Fertoli y Voboril, entre otros. Acá no se armó un equipo se armó un plantel.

¿Cómo está tu relación con Osella?

Estamos muy bien con Diego. Tenemos un año más de contrato firmado (hasta junio de 2018) y vamos a sentarnos para ver si se puede quedar hasta el final de nuestro mandato de cuatro años, hasta el 2020. Con Osella tenemos la "peleita" de padre a hijo. Yo soy un poco cargoso y él es un poco nervioso (risas).

Estás anunciando que querés a Osella para toda tu gestión. Es una apuesta muy fuerte para el ambiente del fútbol en el que mandan los resultados.

Mi sueño es que Osella sea el técnico de Newell's durante todo mi mandato.

Es un respaldo total el que le das al técnico.

Seguro. Que tenemos peleas de padre a hijo es así, pero nos queremos mucho, nos respetamos mucho y nos entendemos en todo. Yo le estoy muy encima y él es algo rebelde.

¿Que pasará con el plantel después de junio?

Se queda el noventa por ciento del plantel. San Román se queda, a Moiraghi lo vamos a comprar, le ofrecí un año más de contrato a Domínguez y a Maxi Rodríguez y Sills es jugador nuestro. Me la juego por estos jugadores porque ellos se la juegan por mí.

¿Formica es muy difícil que se quede?

Adónde va a ir el Gato (risas). Al Gato yo sé con quién tengo que arreglar. Tiene una hija de ocho años que la ama, se aman. Y yo no voy a hablar ni con el padre ni con el representante ni nadie, yo voy a hablar con la nena. Ya le dije al Gato que voy a arreglar el contrato con su hijita.

A Facundo Quignon se le termina el préstamo y hay que hacer uso de la opción ¿Se va?

Vamos a ver, vamos a ver, estamos haciendo alguna ingeniería. Hablé con Quignon y se quiere quedar. Está muy contento. Veremos.

El gran problema de Newell's es económico, aunque no es nuevo y viene de arrastre. ¿En el corto plazo el club puede salir adelante, empezar a regularizar los pagos o es muy difícil y hay que esperar que los momentos complicados se sigan sucediendo?

Vamos a tener un mes bravo en mayo y después empezaremos a andar mejor. En junio vamos a empezar con lo que prometimos, que es la renovación del plantel, en la que se queda la base del noventa por ciento, con la incorporación de los chicos de la tercera campeona como habíamos prometido. Y vamos a traer las incorporaciones que pida Osella, pero ya cada vez menos. No hay que olvidarse que para este torneo trajimos a siete jugadores (Mauro Matos, Néstor Moiraghi, Facundo Quignon, Joel Amoroso, Germán Voboril, Juan Ignacio Sills y Sebastián Prediger), y en este último receso a dos (Mansilla y San Román). Después se vendrán los pibes. Hay varios jugadores interesantes que el técnicos los está observando.

¿Desde lo económico es viable subsistir para un club del fútbol argentino, en este caso Newell's?

Repito que tenemos un mes muy bravo en mayo. Después se va a aclarar un poco el panorama. No hay que olvidarse que estamos en salvataje judicial y para octubre hay que juntar plata para pagar otra cuota en el juzgado. Que el socio no tenga la menor duda de que vamos a cumplir. Porque al primer momento que no paguemos una cuota nos van a pedir la quiebra. Entonces estamos trabajando muy fuerte para salir adelante de este problema financiero muy serio. La realidad es que nosotros primero cumplimos en ordenar el problema deportivo que era lo que nos acuciaba. Ahora vamos por la regularización de la institución, que nos va a costar trabajo, pero la comisión directiva está trabajando a pleno todo el día para salir adelante.

¿Cómo hace Newell's para obtener recursos genuinos?

Nosotros tenemos la cuota societaria, el ingreso de TV, los sponsors y veremos cómo haremos el bono en el clásico. Tendremos que reducir los gastos en cuanto a la cantidad de incorporaciones. Empezar a subir los chicos y veremos si el día de mañana podemos vender a algún jugador.

¿Cómo está la venta del pibe Milton Valenzuela?

Ya está prácticamente definido, lo tiene que aprobar el juez y se transfiere el 60 por ciento del pase por 750 mil dólares, a un grupo empresario (ver aparte).

¿Qué mensaje le das al socio de Newell's que está muy preocupado por lo económico?

Que se quede tranquilo el socio que estamos trabajando muy fuerte para estabilizar la institución en lo económico. No vamos a bajar los brazos a pesar de los inconvenientes que se pueden ir presentando. Estamos preparados para ver si podemos, por lo menos, entrar a una copa importante.

Ves la tabla, la ven los hinchas, están a tres puntos de Boca y faltan nueve partidos, ¿se pueden animar a soñar con dar la vuelta olímpica?

Soñar no cuesta nada, pero no puedo prometer el campeonato. No quiero prometer algo que nunca me comprometí. Se dio la situación de estar ahí arriba. Ahora no tenemos que enloquecernos. Al equipo lo veo muy bien, ordenado y equilibrado en todas sus líneas, con jugadores muy profesionales. Y un cuerpo técnico bárbaro. No quiero prometer algo que no sé si se va a cumplir, lo que sí creo es que vamos a pelear hasta la última fecha. Yo soñé con estabilizar a Newell's porque estaba muy preocupado con el descenso, me jugué la cabeza y lo hicimos sin plata. Pero campeón sale uno solo.


La venta de Valenzuela

Milton Valenzuela seguirá su carrera en Europa. El juvenil lateral izquierdo será transferido al Viejo Mundo, a cambio de 750 mil dólares por el 60 por ciento del pase. Lo comprará un grupo inversor que maneja los clubes Extremadura, Betis y Elche, este último club que sería su destino primario. El contrato fue enviado a España y luego deberá aprobarlo el juez del salvataje. Partiría luego de su participación en el Mundial Sub 20, donde figura en la lista preliminar de 23 jugadores, de los que quedarán dos futbolistas desafectados. El Mundial es en Corea del Sur, del 20 de mayo al 11 de junio.

Comentarios