Central
Jueves 15 de Junio de 2017

Si se va uno, ¿se va el otro?

Boca vendrá con todo por Pinola, quien también figura en el radar de Racing. Si el defensor emigra, el futuro de Montero es incierto.

El torneo aún no terminó. Sin embargo, el run run en materia de mercado de pases está haciendo mucho ruido en Central. Ovación dio cuentas el pasado domingo de todos los jugadores que sondeó el Chacho Coudet para reforzar a Xolos de Tijuana. Ahora este medio constató no sólo quién es el lateral izquierdo que desea el club (ver aparte). Sino también certificó que Boca hará todo lo posible para llevarse a Javier Pinola una vez que finalice la temporada. Pero eso no es todo. Hay un dato más que puede hacer añicos el actual proyecto canalla. En caso de que el defensor y referente, quien a su vez también será tentado con todo por Racing, decida emigrar de Arroyito no habrá que descartar que Paolo Montero analice su continuidad en el club porque considera al zaguero mucho más que una pieza clave en su estructura de juego.

   "El tema es así. Boca quiere sí o sí a Pinola. Lo está siguiendo muy de cerca desde que volvió de la lesión. La realidad es que la dirigencia no quiere hacer ningún movimiento oficial porque están esperando obtener el campeonato. Angelici (presidente xeneize) es una persona que además no muestra las cartas en público. Pero tiene decidido pagar la cláusula de rescisión y hacerle un muy buen contrato al jugador porque considera que es la solución para la endeble defensa boquense", le confesó anoche una fuente calificada a este medio desde Capital Federal.

   Y acotó con precisión de cirujano: "El Tano (Angelici) sabe también que Víctor Blanco (presidente de Racing) insistirá por Javier. Cocca es otro que lo pretende a toda costa. No en vano Licha (López, delantero albiceleste) trata de convencerlo al Pelado (Pinola) cada vez que se escriben, ya que tienen una buena amistad".

   Mientras que desde Central certificaron que "si bien el futbolista tiene un año más de contrato y está cómodo en nuestro club, al menos así tenemos entendido, estamos por hacerle una mejora en su vínculo porque deseamos que continúe. Es uno de los pilares y la idea es que siga". Mientras tanto, el tiempo sigue pasando y la nueva oferta canalla no se cristaliza.

   También es verdad que el canalla sufrirá una sangría importante la semana que viene, que será cuando finalice el torneo. Al tema del arquero (ver aparte) hay que sumarle que Víctor Salazar desea emigrar, Damián Musto se irá casi seguro a Xolos de Tijuana y Teo Gutiérrez dejará Arroyito porque se le vence el préstamo. También habrá otros profesionales que darán un paso al costado. Tales los casos de Esteban Burgos, Dylan Gissi, Hernán Menosse y Cristian Villagra, por citar algunos.

   No obstante, la continuidad de Pinola no está garantizada pese a los mensajes esperanzadores que formulan desde el club. El zaguero recibirá dos fuertes propuestas en cuestión de días que lo harán analizar y replantear algunas cuestiones de base. Y de fondo. Porque el defensor tiene intenciones de no moverse de la ciudad. A la vez prioriza que el nuevo Central sea muy competitivo. Ese será uno de los factores condicionantes para su estadía.

   Pero del futuro de Pinola dependerá el humor del entrenador. "Pasa que Montero sabe que a Pinola lo quieren varios equipos. Pero si se va Javier, no creo que el entrenador se resigne y se quede con los brazos cruzados. Todo lo contrario. Porque el panorama no pinta bien en materia de refuerzos. Y si a eso le suma que se queda sin el Ruso (Rodríguez), Musto y Teo, por ahí pega el portazo. El uruguayo es una persona sincera, frontal y con aspiraciones importantes. Pero quiere un plantel competitivo. Y así no pinta para tenerlo", le confiaron a este medio con contundencia desde Arroyito. En consecuencia, si se va uno, ¿se va el otro? La novela recién empieza.


Quiere sí o sí al Ruso

Paolo Montero quiere que Diego Rodríguez siga siendo sí o sí el arquero titular para la próxima temporada. Pero para que eso sea factible, la dirigencia canalla deberá hacer uso de la opción de la mitad de su ficha, tasada en un millón de dólares. "No piensa en otro nombre que no sea el Ruso. Pretende que la dirigencia haga el esfuerzo, pese a que desde el club parecen estar decididos a ajustar el presupuesto tras varias adquisiciones que salieron mal", le confío a su vez alguien del entorno del DT a este medio.

Comentarios