Clásico rosarino
Domingo 14 de Mayo de 2017

Serios incidentes al término del partido entre hinchas leprosos y la policía

Fue en el codo sureste del estadio. Un grupo de hinchas intentó ingresar al campo de juego y la policía reprimió.

Faltaban pocos segundos para que terminara el partido. El Chaqueño Herrera acaba de marcar el tercero de Central para sellar el triunfo canalla y un par de astas de bandera, y algunas latas y piedras cayeron sobre el arco que defendía el Ruso Rodríguez, a espaldas del Palomar.
Sin embargo, la gota que colmó el vaso llegó cuando el juez de línea 1, Ezequiel Brailovsky, recibió un proyectil en su cabeza y el árbitro Federico Beligoy decidió dar por terminado el partido cuando faltaba poco más de un minuto para que se cumpliera el tiempo adicionado al reglamentario.
Allí explotó todo. Los jugadores de Central festejaron el triunfo en el centro del campo de juego y desde la tribuna popular comenzaron a forcejear un portón que está ubicado en la ochava sureste del campo de juego.
Embed

La policía comenzó a disparar balas de goma y al campo de juego llovían baldosas y todo tipo de proyectil que hubiera a mano. Hubo corridas, disparos y recién varios minutos más tarde los ánimos comenzaron a calmarse, al menos en el interior del Coloso.

Comentarios